Rodrigo Mora anunció su triste retiro: "El dolor es constante, ya no puedo seguir jugando al fútbol"

El ex delantero de Universidad de Chile decidió colgar los botines debido a una dolorsa lesión a la cadera. El uruguayo fue parte del exitoso ciclo de River Plate.

Por El Gráfico Chile

El paso del uruguayo Rodrigo Mora por Universidad de Chile no dejó muchos recuerdos alegres, a excepción de un golazo de chilena a Guaraní en la Copa Libertadores 2014. En los seis meses que defendió al conjunto azul, el delantero apenas marcó dos goles y se fue sin pena ni gloria al final de la temporada.

De ahí partió a River Plate, de donde no se movió más. De la mano de Marcelo Gallardo, el goleador fue parte del inicio del exitoso ciclo "millonario", donde obtuvo una Copa Sudamericana, dos Copa Libertadores, dos Recopa Sudamericana, una Suruga Bank, dos Copa Argentina y una Supercopa Argentina.

Sin embargo, su carrera se vio abruptamente interrumpida -y sin retorno- en las últimas horas cuando comunicó a través de las redes sociales que "ya no puedo seguir jugando al fútbol".

El delantero estaba listo para embarcarse a la pretemporada de River en Uruguay, sin embargo el domingo en la noche confirmó lo peor: una dolorosa lesión en la cadera le impediría seguir en la actividad.

"Me toca vivir uno de los días más tristes de mi vida. El sufrimiento y el dolor son constantes y ya no puedo. Di hasta lo que tenía y hoy tengo que enfrentar la realidad. Ya no puedo seguir jugando al fútbol. Tengo un nudo en el pecho y una sensación imposible de explicar. Me hubiese gustado retirarme de otra manera", señaló el uruguayo en Instagram.

Y agregó: "Sé que vienen momentos complicados, con muchas decisiones por tomar. Pero hoy sólo quiero agradecer a todos. A mi hijo, mi familia, mis amigos, mis compañeros, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas por todo el amor y el apoyo que me brindaron siempre”.

La durísima lesión del atacante se originó en junio de 2017 cuando debió perforarse la cabeza del fémur y parte de la cadera para poder irrigar la sangre. Ahí vino una larga recuperación donde debió caminar con ayuda, utilizar muletas y realizar ejercicios de gimnasio, hasta que pudo reintegrarse al plantel millonario cuatro meses después.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo