Los desafíos y problemas con los que Sebastián Moreno agarra el fierro caliente de la ANFP

El reciente electo timonel asume la presidencia de Quilín en medio de polémicas por la desafiliación de Barnechea y las acusaciones de que la elección estuvo viciada.

Por Rodrigo Realpe Varela

Y llegó el día. Sebastián Moreno asume la presidencia de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) tomando la posta que deja Arturo Salah, y lo hace agarrando un "fierro caliente", tras la últimas polémicas que han sacudido al organismo.

Las desafiliaciones de Barnechea y Deportes Vallenar; y las acusaciones de que la elección presidencial se hizo fuera de reglamento, han generado un ambiente de tensión entre los clubes que conforman el Consejo de Presidentes.

Tan tenso está el ambiente entre los clubes, que varios dirigentes han confirmado a El Gráfico Chile que no asistirán al cambio de mando "porque existe molestia por el tema de los vicios en las elecciones".

La tarea no está nada de sencilla para Moreno, quien a partir de este lunes enfrentará un Consejo de Presidentes aún más polarizado de lo que estaba hace algunos meses, cuando todos celebraron la venta del CDF a Turner.

¿Los desafíos a resolver de manera urgente? El ex secretario de la administración de Salah deberá buscar una solución a la brevedad a la situación del conjunto huaicochero, que hace unos días se quedó sin licencia tras acudir a la justicia ordinaria.

En caso de no encontrar una salida, la Primera B podría quedarse con solo 15 equipos para la temporada 2019.

La implementación del VAR en el fútbol chileno a partir de 2020 y la planificación de la Copa América 2019, son las otras dos prioritarias tareas que tendrá al frente el ex presidente de Cobresal.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo