Gonzalo Fierro: "Me dolió que a dos días del final del torneo me dijeran que no iba a renovar en Colo Colo"

El lateral reveló detalles de su salida del Cacique. "Me pidieron un homenaje ante la U. de Conce y no lo acepté, porque entendí que ellos querían quedar bien con la gente", disparó.

Por El Gráfico Chile

Gonzalo Fierro se fue de Colo Colo tras el término del Campeonato Nacional, y este año seguirá con su carrera en Deportes Antofagasta, club que lo fichó y que tendrá un importante desafío en la Copa Sudamericana.

El lateral reconoció en conversación con CDF que se fue dolido del Monumental y fue muy crítico con la gestión de Blanco y Negro y cómo se manejó su salida. "Salir de la forma en que salí, claro, algo hay. Después de todo lo que gané, lo único que yo pedía era quedarme un año más para poder retirarme en el club que amo. Ni siquiera se buscó la manera", acusó.

"Yo empecé a hablar tres meses y medio antes que se acabara el campeonato (…) las conversaciones eran con Marcelo (espina) y con el gerente. Se llamó muchas veces al club para poder tener una conversación, no se respondían los mensajes, te devolveremos los llamados nos decían y nunca nos devolvieron los llamados", agregó.

El formado en el Cacique reveló además que "dos días antes de que terminara el campeonato, que te digan en la ofician 'no se te va a renovar el contrato porque queremos otras cosas', yo lo puedo entender, pero me dolió que me lo dijeran dos días antes. Por eso salí tan dolido del club, ahora entiendo cómo vienen las cosas de adentro".

Y remató: "Me ofrecieron muchas cosas y no las acepté. Me pidieron un homenaje ante la U. de Conce y no lo acepté, porque entendí que ellos querían quedar bien. Yo me quedo con el cariño de la gente".

La ruda de Guede

Fierro también tuvo palabras para el paso de Pablo Guede en el Monumental, donde se refirió entre otras cosas a las cábalas del argentino, donde utilizaba vinagre y ruda. “Hace dos años soy cristiano y el tema de la ruda, del vinagre, lo vi como una tontera. Cuando uno es cristiano, lo veo distinto, aunque antes de eso también tenía cábalas así que lo entiendo”, tiró.

"A veces llegabas al camarín y estaba pasado a vinagre, estábamos vistiéndonos, nos sacaban del camarín junto a los utileros, quedaba solo él. Cuando entrábamos, no sabíamos por qué estaba todo con gotas y después me enteré de que tiraban cosas, remató.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo