Quintanilla aprovecha el retiro del líder, vuelve a repuntar y está peleando con todo por el título del Dakar 2019

El chileno tuvo una gran octava etapa y arribó segundo en el recorrido entre San Juan de Marcona y Pisco, quedando en la misma ubicación en la clasificación.

Por El Gráfico Chile

Pablo Quintanilla tenía una gran ventaja para la octava etapa del Dakar 2019. A diferencia de días anteriores, donde tuvo que abrir ruta y perdió mucho tiempo, ahora partía desde más atrás para buscar un ataque que le permitiera escalar posiciones en la clasificación general y así enfrentar las últimas dos etapas con opciones de pelear con el título. Los pronósticos se le dieron a la perfección a Quintafondo y pese a que vino mezclado con los autos, pudo sacar la tarea adelante y llegó segundo en el recorrido entre San Juan de Marcona y Pisco para quedar en la misma ubicación de la clasificación general. 

Tras la dura séptima etapa que tuvo el lunes, el nacido en San Antonio partió una hora después que sus principales rivales por el título y tuvo que venir haciéndose camino entre los autos que salieron en el mismo horario que él. Pero nada de eso le jugó en contra al nacional y tuvo un recorrido perfecto, que, además, se vio beneficiado por el abandono de Ricky Brabec, quien era el líder de la clasificación general de motos hasta este martes y sufrió la rotura del motor de su Honda a sólo 56 kilómetros de iniciada la especial.

Sin el estadounidense en competencia, la lucha por el liderato se trasladó a los pilotos punta de KTM (Matthias Walkner, Toby Price y Sam Sunderland), el francés Adrien Van Veberen de Yamaha, y Pablo Quintanilla a borde de su Husqvarna. Con el paso de los WP, los tres competidores de la marca austríaca cumplían su misión y marcaban el ritmo de la prueba, mientras que el galo se quedaba más atrás. Por haber salido más tarde, Quintafondo los hacía esperar hasta que pasara por los puntos de control y así ver qué tiempo de carrera marcaba. Y cumplió con grandes cronometrajes para siempre meterse en el podio del día. 

Por lo mismo, una vez que los primeros en largar arribaron a la meta, el panorama daba cuenta que las tres KTM lideraban la carrera y la etapa se la llevaba el austríaco Matthias Walkner, con un tiempo de 3 horas, 55 minutos y 25 segundos. Ahora, sólo había que esperar a Quintanilla, quien no defraudó y terminó como escolta de la especial a 45 segundos del ganador del día, ubicándose también en el segundo lugar de la clasificación general, a un minuto del líder, el australiano Toby Price.

Ahora, a falta de dos etapas, Pablo Quintanilla está peleando con todo por el título y deberá salir a atacar en la novena etapa, que se correrá este miércoles con un loop en Pisco de 313 kilómetros cronometrados. Sin embargo, la gran complicación para el chileno será que la largada, a diferencia de la gran mayoría de las especiales donde es diferenciada según la ubicación del día anterior, será en línea e irá compitiendo codo a codo con los pilotos de KTM, quienes se ubican primero (Toby Price), tercero (Walkner)  y cuarto (Sunderland), y seguramente tendrán una estrategia de equipo para no perder el Dakar después de 17 ediciones consecutivas consiguiendo el primer lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo