Trastienda: La Rojita Sub 20 sufrió un verdadero lamento boliviano en El Teniente

El arranque del Sudamericano arrancó con el pie izquierdo para los dirigidos de Héctor Robles, en una doble jornada que tuvo a Venezuela triunfando por la mínima ante Colombia.

Por Rodrigo Realpe Varela, enviado especial a Rancagua

Una visita de lujo

Eduardo Berizzo es sin duda un ciudadano ilustre en Rancagua, y en la primera jornada del Sudamericano sub 20, su presencia no pasó desapercibida. El Toto, que por ahora se encuentra sin club tras un breve paso por la banca del Athletic de Bilbao, se encuentra en Chile donde se dio un tiempo para presenciar como un hincha más en el palco de El Teniente, el partido entre la Rojita y Bolivia.

La pena del Nico

Nicolás Guerra fue la última gran sensible baja de la selección chilena, quien fue descartado de la nómina de Héctor Robles tras sufrir un desgarro. En conversación con El Gráfico Chile, el delantero de la U admitió que "es lamentable perderme por lesión un sudamericano para el cual uno se prepara años. Sin duda que es la pena más grande que me ha tocado vivir, pero el apoyo de mis compañeros y cuerpo técnico ha sido increíble".

El atraso del presidente

La selección chilena y su par de Bolivia entonaban los respectivos himnos patrios, cuando el recién electo presidente de la ANFP, Sebastián Moreno, hizo su arribo al estadio El Teniente, en compañía del vicepresidente del directorio, Andrés Fazio. Evidentemente atrasados, el timonel del fútbol chileno abordó rápidamente un ascensor para luego instalarse en uno de los palcos del estadio donde presenció el pobre empate 1-1.

Tras el partido, se mostró optimista de cara al cotejo del sábado ante Venezuela. "Este tipo de torneos son así, y más allá del resultado lo importante es encontrar el juego que ha demostrado esta selección", señaló el timonel, agregando que habló con el técnico Héctor Robles y que "existe optimismo por desarrollar un mejor juego el próximo partido".

El nado de Vaca

La demanda marítima de Bolivia se hizo presente en la sexta región, y nadie quedó indiferente con el polémico festejo del delantero altiplánico tras el 1-0 sobre la Rojita en El Teniente. El goleador celebró el tanto haciendo un gesto de natación y mostrando el escudo de su selección, tal como lo hizo Carlos Saucedo hace un par de años atrás en el mismo recinto rancagüino. Bolivia todavía quiere mar.

Colombianos perdidos

En la doble jornada que se disputó en El Teniente, y dando la preferencia a la selección local, Venezuela y Colombia debieron utilizar los camarines que están fuera del estadio y que se ubican en unas canchas aledañas dentro del recinto. Tras el partido, un grupo de futbolistas cafetaleros se demoró encontrar el bus que los trasladaría al hotel. "¿Dónde está la puerta 2?", preguntaron en más de una ocasión los perdidos muchachos. Increíblemente ningún funcionario supo darle una respuesta.

Cantos contra Maduro

En el partido inaugural, donde Venezuela derrotó a Colombia por 1-0, los hinchas de la Vinotinto fueron mayoría en el reducto rancagüino. Allí, no fueron pocos los que no cansaron de cantar contra el presidente de su país, Nicolás Maduro. "Y va a caer, y va a caer", entonaron en más de una vez los hinchas caribeños, la mayoría residentes en Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo