Leonardo Valencia, como actor principal: la nueva "teleserie" de fichajes que protagonizan Colo Colo y la U

El actual jugador del Botafogo desde hace rato es pretendido por los albos y azules, que lo necesitan lo antes posible, pero al parecer, el tema del dinero es el principal obstáculo para repatriar al peñaflorino, que se deja querer.

Por El Gráfico Chile

Desde hace varias semanas que Leonardo Valencia es el objeto de deseo de Universidad de Chile y Colo Colo. Cada ciertos días, aparece que los albos o los azules, reactivan el interés por el actual volante del Botafogo, que toma palco para ver qué pasará con su futuro futbolístico. De momento, no hay nada concreto, pero sin duda que el equipo que logre seducir al oriundo de Peñaflor, deberá poner bastante sobre la mesa.

Según el sitio web Transfermarkt, el pase del seleccionado nacional asciende a un millón cien mil dólares, aunque quizás, el Fogao pida un poco más. Algunas informaciones afirman que su cláusula de salida tiene un valor de 3 millones de la moneda verde y eso es lo que deberán pagar los interesados. Un precio un tanto lejano a la realidad chilena, por lo que es lógico que se buscarán otras alternativas de financiamiento para la carta del jugador.

Sólo venta, nada de préstamos

El pasado miércoles de 23 de enero, el diario La Cuarta conversó con el vicepresidente de Botafogo, Gustavo Norohna, quien puso algo de trabas al asunto, en cuanto al tema económico: "Es cierto que Valencia es un jugador importante para nuestra plantilla, pero no nos podemos cerrar. Si llega una buena oferta, la analizaremos. Pero no queremos un préstamo del jugador, sino que solamente una venta definitiva".

Desde la vereda de Universidad de Chile, el gerente deportivo de la institución, Sabino Aguad, reconoció abiertamente el interés por su ex jugador: "Ha sido prioridad para nosotros el último mes y medio. Preguntamos por él, por lo menos una vez a la semana", precisó. Sin embargo, el tema dinero sería la principal traba, por lo que el panameño de Huachipato, Gabriel Torres, sería la carta más asequible.

Mientras que Colo Colo, si bien no lo han manifestado públicamente, es sabido que Valencia es del gusto de Mario Salas, que requiere refuerzos con urgencia para la temporada 2019 del plantel popular. La venta de Claudio Baeza al Al-Ahli de Arabia Saudita dejó dineros frescos en las arcas de Macul, pero suena descabellado un gasto inmediato de tres millones de dólares.

No es el único en la palestra

Pero la pugna no solo se circunscribe al volante chileno. Ambos clubes antes mencionados tienen en carpeta al valor acerero, Gabriel Torres. Todo indica que la lucha se trasladará al panameño, que es la segunda opción tras Valencia. Si el dinero por el peñaflorino no alcanza, el centroamericano sería la nueva obsesión.

También han ocurrido otros casos durante esta época estival. El más claro fue Edson Puch, que finalmente arribó en Universidad Católica, tras ganar la pulseada a la U y los albos. Otro fue Sergio Vittor, que sonaba como alternativa en Pedrero, tras una eventual salida de Matías Zaldivia. Nada de eso ocurrió, pues al final llegó al Romántico Viajero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo