New England Patriots agrandó su dinastía con su sexto título de la NFL en un aburrido Super Bowl LIII

El conjunto dirigido por Bill Belichick, con Tom Brady como gran figura, venció por 13-3 a Los Angeles Rams, en un partido muy carente de emociones.

Por El Gráfico Chile

New England Patriots volvió a hacerlo. El elenco que tiene a Tom Brady como gran estrella conquistó nuevamente la corona de la NFL, al ganar este domingo el Super Bowl LIII en Atlanta tras vencer a Los Angeles Rams por 13-3.

En un partido dominado por las defensivas y que careció de emociones, a diferencia de otras ediciones del evento más importante del deporte estadounidense, los Patriots se hicieron de la victoria en este gran partido por sexta vez en su historia, igualando a Pittsburgh Steelers como el mayor ganador del trofeo Vince Lombardi.

Los dirigidos por Bill Belichick fueron superiores de principio a fin en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta y aunque recién en el último cuarto anotaron su único touchdown, dejaron en ridículo al sistema ofensivo del joven head coach Sean McVay, con un errático Jared Goff y un inexistente ataque por tierra.

Para Brady, Belichick y compañía es la confirmación de una dinastía que comenzó hace 18 años, justamente con un título de Super Bowl ante los Rams, que en ese momento estaban en St. Louis.

Si bien no fue un buen Super Bowl, los Patriots volvieron a demostrar que son los mejores de las últimas dos décadas en la NFL  y Tom Brady escribió nuevamente un capítulo más dentro de su increíble carrera, que para muchos lo tienen considerado como el mejor jugador de la historia del fútbol americano profesional.

El mejor jugador del partido fue el receptor Julian Edelman, quien consiguió 10 atrapadas de pase y sumó 141 yardas aéreas.

No hay duda, los Patriots son los mejores.

Revive el triunfo de los Patriots en el Super Bowl LIII

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo