Las razones que llevaron a Colo Colo a buscar un arquero en el mercado y fichar a Darío Melo

La lesión de Orión, los problemas con los cupos de extranjeros y el viaje de Julio Fierro al Sudamericano Sub 17 obligaron a salir al mercado para reforzar un puesto que no tenían presupuestado.

Por El Gráfico Chile

La lesión que sufrió Agustín Orión en el Torneo de Verano cambió todos los planes que tenía Colo Colo. Con el plantel prácticamente cerrado para el 2019, los albos se vieron en la obligación de buscar un nuevo arquero por la rotura tendón supraespinoso del hombro izquierdo que sufrió el trasandino y que lo llevó a ser operado, dejándolo tres meses fuera de las canchas. Así, Blanco y Negro salió al mercado y confirmó la llegada de Darío Melo, quien peleará un puesto con Brayan Cortés y este martes ya entrenó con sus compañeros.

Pero, ¿por qué el Cacique se vio en la obligación de salir al mercado para dar con el nombre de Melo y no se quedó con los arqueros que tenía? Aunque muchos se hicieron esa pregunta, lo cierto es que la respuesta tiene una lógica.

Entendiendo que Brayan Cortés es el sucesor de Orión en la titularidad, el segundo arquero tenía que ser el juvenil Julio Fierro, quien fue presentado en la Noche Alba como el tercer guardameta del plantel 2019. Sin embargo, ahí surgía un problema: el joven de 17 años es parte de la selección chilena Sub 17 que dirige Hernán Caputto y que en marzo jugará el Sudamericano de la categoría en Lima. Por lo mismo, no iba a estar en gran parte del tiempo que el trasandino se iba a ausentar e iba a generar un problema en el Monumental.

Julio Fierro irá al Sudamericano Sub 17 / imagen: colocolo.cl Julio Fierro irá al Sudamericano Sub 17 / imagen: colocolo.cl

Si corría la lista, el ecuatoriano Omar Carabalí, quien lleva años en el Monumental y ha hecho inferiores en el club, tomara el puesto de segundo arquero de Colo Colo, pero ahí surgió otro problema. Considerando que la llegada de Pablo Mouche llenó el cupo de extranjero que había dejado el desvinculado Damián Pérez, el joven guardameta, al no tener aún la nacionalidad chilena a la que está postulando, quedaba descartado y obligaba a Blanco y Negro a salir al mercado.

La única solución para encontrar al arquero que llegara a pelear con Brayan Cortés era buscar un chileno y que estuviera dispuesto a ir al sacrificio de, en algún momento, pasar a ser el tercero en el listado de un puesto que rota poco. Así, con no muchas alternativas por los requisitos, apareció el nombre de Darío Melo, quien, además de ser nacional, tenía el punto a favor de negociar como jugador libre tras desvincularse de Palestino y ser conocido de Mario Salas, ya que lo dirigió cuando estaba en la Sub 20 que jugó el Mundial de Turquía 2013.

En el Monumental, el ex Palestino, quien viene de ser suplente durante el 2018, peleará palmo a palmo por ser titular y lo hará con un jugador con el que ya compartió camarín en la Sub 20, siendo, en ese entonces, Cortés el que miraba los partidos desde la banca. Ahora, la tortilla está del otro lado.

El cupo de extranjero le jugó en contra a Carabalí / imagen: colocolo.cl El cupo de extranjero le jugó en contra a Carabalí / imagen: colocolo.cl
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo