Columna: Kaos

La era post Sampaoli ha sido un verdadero lío al interior de Azul Azul. La U es un desorden constante. Kudelka es sólo la última "víctima" de una teleserie repetitiva de Mega.

Por Juan Ignacio Gardella

Un tenso Frank Darío Kudelka, en la conferencia de prensa previa al partido de vuelta ante el Melgar, se enojó con un periodista que le preguntó si se iría en el caso de que la U fuera eliminada de la Libertadores. "Tengo que entender que usted está ávido de respuesta y si hay caos, es mejor", le contestó al reportero.

Consulta más que válida, considerando que su jefe, Carlos Heller, le había puesto como meta mínima clasificar a la fase de grupos de la Copa, para lo cual le trajo 10 fichajes, con un presupuesto bastante mayor que el del equipo peruano. "No evalúo renunciar, sería no creer en un proyecto", complementó el argentino.

Resulta paradójico que hable de un proceso cuando tiene un contrato hasta mitad de año con un campeonato largo por jugarse. Claro que el caos está instalado desde mucho antes de que llegara el ex entrenador de Talleres.

La era post Jorge Sampaoli ha sido un verdadero lío al interior de Azul Azul, con millones de dólares tirados a la basura en "refuerzos", un mal manejo con referentes ya desgastados, un desfile de técnicos que no han llegado ni a los dos años y una muñeca dirigencial que ha dejado muchísimo que desear. Ni siquiera en los breves períodos de alegrías de Martín Lasarte y Ángel Guillermo Hoyos hubo paz en el CDA.

La U es un desorden constante. Desde el 2013 en adelante, los "proyectos" se levantan y se caen en cosa de meses, con gerentes sin respaldo, adiestradores que hacen y deshacen y luego se van dejando planteles "cacho", peleas de camarín a cada rato y el consiguiente desastre en los torneos internacionales, sin mencionar el casi nulo avance en el tema del estadio propio.

Ahora, con el actual DT tambaleando, el escenario parece repetirse. El "kaos", con "k" de Kudelka, es sólo el último capítulo de una teleserie repetitiva de Mega.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo