O'Higgins fue denunciado por los "números papas fritas" y arriesga sanción

El árbitro del duelo entre los celestes y Huachipato denunció en su informe a los de Rancagua por una infracción al reglamento por este hecho.

Por El Gráfico Chile

El árbitro José Cabero denunció al club O'Higgins de Rancagua por una infracción al reglamento en su partido inicial ante Huachipato por la primera fecha del Campeonato Nacional 2019. Todo esto debido a los números "papas fritas" que utilizó el cuadro celeste en su camiseta durante ese duelo.

En su informe del compromiso, Cabero aseguró que "el equipo de O'Higgins presenta una camiseta rosada, la cual tiene unos números amarillos que no son visibles para el equipo arbitral, televisión y público por lo que no cumple con el artículo 36 de las bases del Campeonato Nacional".

De acuerdo a las Bases del Campeonato Nacional 2019, en su artículo 36, se establece que "las camisetas de los jugadores deberán llevar estampado en la parte trasera, correspondiente a la espalda, un número de 25 centímetros de altura, en un color que deberá contrastar visiblemente con el del uniforme (claro sobre oscuro o viceversa) y ser legible, tanto para los espectadores que asisten a los estadios, como para los televidentes".

En el mismo artículo 36 se plantea que "en caso de infracción a las obligaciones contempladas en el presente artículo se sancionará al club infractor, por cada una de ellas, con una multa de hasta 20 UF según la estimación que efectuare el Tribunal Autónomo de Disciplina".

El gerente comercial de O'Higgins, Cristóbal Ibieta, aseguró que no analizaron el tema del contraste y que los "dorsales papas fritas" no se volverán a utilizar: "cometimos un error, no vimos el tema que que íbamos a jugar a las doce del día e íbamos a tener un contraste que no iba a permitir ver los números para el público y la tele. Era una campaña de marketing de un partido. Un error opacó la campaña, que creo que fue exitosa", señaló en conversación con El Gráfico Chile.

"No nos fijamos bien en el tema del contraste y no nos dimos cuenta del inconveniente de los colores de los números con el de la camiseta. Fue una activación que se hizo para el primer partido y no va más. Desde el segundo partido retomamos la indumentaria oficial, con todos los auspiciadores oficiales, con la tipografía y los números como deben ir. No se va a volver a repetir, fue una acción puntual", concluyó.

Ahora, O'Higgins deberá esperar la determinación que tomen desde la ANFP para ver si son castigados por una campaña publicitaria que está dando de qué hablar alrededor de todo el mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo