Antofagasta tuvo en San Fernando Hurtado como a un salvador en el empate ante Fluminense

El elenco Puma rescató un trabajado empate a cero, donde el golero tuvo un partido para el recuerdo, con varias intervenciones que salvaron el debut internacional en Copa Sudamericana.

Por Jorge Bueno Carrasco

Difícil debut pero el saldo igualmente fue positivo. Así se podría resumir el análisis del partido que sostuvieron Fluminense y Deportes Antofagasta, en el estadio Maracaná, en la ida de la fase uno de la Copa Sudamericana.

Un duelo que era el estreno absoluto del CDA, en la arena internacional y en un recinto mítico, donde el fútbol chileno ha vivido pasajes de dulce y agraz. Pero eso es harina de otro costal. Lo importante, es que los Pumas pudieron rescatar un punto importante y así, enfrentar con esperanzas la revancha, que está programada para el próximo 21 de marzo.

Y sin duda que uno de los artífices de este empate, fue el arquero Fernando Hurtado. Con apellido de santo, fue el verdadero salvador, la estampita que guió el camino de Antofagasta. Tuvo a lo menos seis intervenciones notables, de esas que salvan partidos. El entrenador Gerardo Ameli debería prenderle velas y sin duda, que la batalla por la titularidad en la portería nortina, será bonita, tras la llegada del argentino Agustín Rossi.

En cuanto al resto de los jugadores, más defendieron que atacaron, aunque Fluminense tampoco fue una tromba imparable. Quizás, con un poco más efectividad en el ataque, hasta un triunfo se podrían haber traído los Pumas. El final fue algo álgido, tras un foul de Felipe Flores a Luciano, que terminó a los empujones, pero sin mayores problemas posteriores.

Dedo para arriba para el debut antofagastino en un país, un estadio y un rival difícil. Faltaron los goles, que se esperan se anoten en la revancha y a favor del elenco chileno.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo