Miguel "Aguja" González se agranda antes de pelear ante Andrew Moloney: "Me preparé con gente mucho mejor que él"

El púgil nacional tendrá en el australiano, el último escollo para pelear por el cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo. Se preparó dos meses en Nicaragua y ya se siente preparado para ser parte de la velada más importante en los últimos 30 años, del boxeo masculino chileno.

Por Jorge Bueno Carrasco

Oriundo de Renca, con 29 años e hijo de padre chileno con madre argentina, Miguel "Aguja" González, ha logrado insertarse como uno de los boxeadores más importantes de las últimas décadas en nuestro país. Algo no menor, en un deporte que poco a poco renace, después de vivir un periodo de oscurantismo, donde precisamente una mujer, Carolina "Krespita" Rodríguez, fue la única que mantuvo vivo el fuego de la pasión por este deporte en Chile.

El deportista sabe que se vienen días trascendentales y que indirectamente, podrían dar un tremendo envión a la práctica de esta disciplina, que así y todo, tiene muchos seguidores. En el plano personal y deportivo, tendrá una dura lucha por la clasificatoria para disputar el título mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en categoría Súper Mosca, ante el australiano Andrew Moloney. El ganador tendrá derecho a enfrentar al actual monarca, el inglés Khalid Jafai o al dominicano Norbelto Jiménez, en fecha a definir.

La pelea está fijada para este viernes 22 de marzo desde las 22:30 horas y se disputará en el Grand Casino Monticello. En una amena conversación con El Gráfico Chile, el "Aguja" contó que esta disputa fue preparada de la mejor manera: "La afronto de una manera bien profesional, soy muy profesional para mis cosas. Mientras mejor sea el rival, más exigente, más se entrena. Siempre estoy listo, siempre estoy preparado".

"Sufrí con el calor"

González, tal como indicó, se preparó a conciencia para esta pelea. Estuvo dos meses en Nicaragua, luchando contra el implacable calor centroamericano y además, buscando diversos rivales para mejorar su condición: "Fuimos a buscar sparrings, porque si íbamos a Estados Unidos no encontraríamos sparrings de mucho más peso que yo, por lo que era mejor Centroamérica, donde se vive y respira boxeo. Hay desde los 46 kilos, hasta la que nosotros quisiéramos hacia arriba. Entrenamos con el 'Búfalo' Álvarez, un ex campeón mundial y uno de los grandes ídolos que tienen allá", recordó.

Pero sin duda, la temperatura terminó siendo su gran contrincante a vencer. Lo logró, no exento de dificultades: "Con el calor sufrí, sobretodo al principio. Ahí entrenan abrigados, yo también lo hice, pero es imposible, yo me quería sacar hasta los calzoncillos de repente. Además, entrenábamos en una sala muy chiquita y sin ventilación. Eso fue como lo terrible de Nicaragua (…). Me costó, pero lo hice entrenando no más. Tenía que aguantar, no había otra. Me adapté como a la tercera semana", precisó.

Y su proyección es positiva respecto a lo internalizado en dicho país y a lo largo de su carrera, que lo tiene como monarca latinoamericano de la AMB: "Me siento bien, porque me preparé con gente mucho mejor que él, que ha peleado con campeones mundiales, con pesos más altos, más bajos, mas rápidos que él. Vengo confiado en la preparación que hice en Nicaragua", argumentó.

Su rival

Andrew Moloney es el rival a vencer. El australiano de 28 años, que cuenta con un récord de 18 victorias, cinco por nocaut y cero derrotas, se encuentra desde la semana pasada en Chile, entrenando en un gimnasio ubicado en La Reina. En una entrevista al medio boxeadores.cl, el oceánico dijo que "es un muy buen boxeador, pero no creo que haya enfrentado el nivel de oposición que yo".

El "Aguja" recogió el guante y respondió firme: "Llamémosle a qué oposición. La última pelea que hizo fue con un ex campeón mundial (el dominicano Luis Concepción) que ya viene de perder muchas peleas y tampoco lo noqueó, sino que lo pararon. Se cansó y no tiene defensa prácticamente. Pero cuando se enfrente a mí, vamos a ver de qué está hecho Moloney", espetó.

De todas formas, el chileno abraza la mesura, aunque tiene claro cuáles son sus expectativas: "Ganar. Sé que nos vamos a quedar con el triunfo y después vamos a pelear con el ganador de (Khalid) Jafai o (Norbelto) Jiménez. Esa es mi expectativa. No sé si por KO, nocaut técnico o puntos. Es un rival que viene entrenado, buen boxeador, fuerte", puntualizó.

Este viernes será la cita, donde se disputará según los entendidos, la pelea de boxeo masculino más importante en los últimos 30 años.

Revisa el video:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo