Juan Pichara quiere seguir gritando con todo a “Maka Forever”

El trainer va por un nuevo clásico con su pupila en el Juan Cavieres Mella (G.3) y aunque asegura que “aún no se ilusiona” con lo hecho por la potranca, le tiene “mucha fe”.

Por Camilo Henríquez

La historia de “Maka Forever” es una de esas que cualquier hípico quisiera contar. La actual líder dos años del Hipódromo Chile salió de las últimas en el remate del haras Carioca, ya que fue presentada con un certificado.

“No la quería nadie, estaba en $900 mil y yo le puse un millón…., si la yegua era preciosa”, señala el preparador Juan Pichara al recordar el día que se quedó con la hija de “Boboman”.

El trainer dice que revisaron las radiografías, que no se veía nada y que cree que fue “una superposición de la forma en que se tomaron”. De ahí en más la colorada nunca paró y “no ha dado ningún problema, es una maravilla”, asegura.

Luego de ganar el Selección (G.3), “Maka Forever” va por un nuevo desafío este sábado en el Juan Cavieres Mella (G.3) y aunque afirma que “aún no se ilusiona”, le tiene “mucha fe”.

“Si vuelve a ganar va a ser una rival dura, a lo mejor ganó de ‘chiripazo’, no sé, pero los buenos se calibran corriendo con ganadores y la mía ya lo hizo. Está más madura, y eso nos tiene muy entusiasmados, pero hay que tomarlo con calma”, apunta.

A la fecha, la potranca ha ganado $16.500.000 y por lo mismo el trainer se “arrepiente” de haberla vendido en $1.900.000 a los dueños del stud Vida Nueva. “Voy a estar feliz, pero si gana el sábado van a ver a Pichara volando del cuarto piso de cabeza”, bromea.

"Vibro con todas las carreras"

Con 40 años en la preparación -“en el 79 saqué la patente y todavía tengo la boleta que pague”, rememora-, Pichara dice que “ya superó” el hecho de que grandes precios y los criadores no lleguen a su corral.

“Es así no más, gané 7 estadísticas consecutivas y no pasó nada. No sé cuál será la trampita para atraerlos. El único que me apoyó y cometí el error de entregarle los caballos fue El Sheik (Marcel Zarour), si con sus caballos en febrero había ganado la estadística…, era un buen gallo”, afirma.

El trainer se siente orgulloso porque pese a no tener grandes sangres siempre saca caballos que dan pelea, y por lo mismo lamenta la lesión al tendón de “Loyal Friend”, otra de sus cartas. “Es un gran potrillo” y puede que se pierda todo el proceso, ya que estará dos o tres meses fuera de competencia. Eso sí, dice que tiene un par de “tapaditos” que están cerca de debutar.

Por último, Pichara descarta que esa ausencia de “grandes apoyos” se deba a su personalidad, que lo ha convertido en todo un personaje dentro de la hípica.

“Soy el ‘gueón’ más simpático, cuando un propietario llega no se va más de mi corral. Uno de repente cae mal de presencia, y a veces no les gusta que soy franco y no miento. No voy a cambiar, todas las carreras cuesta ganarlas, aunque sea la del índice uno. A muchos no les gusta que grite, y la verdad, no puedo entender a preparadores que vienen peleando un Grupo 1 y ni se inmutan, pareciera que no fueran hípicos. Yo vibro con todas las carreras”, finaliza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo