Un empate que no llena: La Roja consiguió un deslucido 1-1 ante Estados Unidos que mantiene las dudas

Chile empezó perdiendo temprano, pero lo igualó de inmediato con un tanto de Opazo. Pese a las pocas opciones de gol y al pobre segundo tiempo, la paridad sirve para calmar las aguas.

Por El Gráfico Chile

Luego de la derrota por 3-1 ante México en San Diego, Chile llegaba bajo extrema presión al partido frente a Estados Unidos en Houston. Y ésta fue mayor aún tras el gol tempranero de los norteamericanos, pero la Roja se repuso rápido y consiguió un empate 1-1.

Reinaldo Rueda paró una inédita línea de tres en el fondo, con Gonzalo Jara como líbero y Gary Medel y Guillermo Maripán como stoppers, para potenciar el mediocampo y el descuelgue de los carrileros. Sin embargo, esa zaga quedó mal parada cuando apenas iban cuatro minutos, ya que un despeje del arquero local fue controlado sin problemas por Gyasi Zardes, quien habilitó a Christian Pulisic para que éste definiera por encima de Gabriel Arias.

El balde de agua fría estuvo lejos de amedrentar a los rojos, que despertaron de inmediato y empezaron a dominar la pelota. El tándem por la derecha entre Arturo Vidal y Mauricio Isla comenzó a generar peligro, como otrora lo hiciera el Huaso con Alexis Sánchez.

La selección chilena generaba riesgo por la banda diestra, pero la paridad llegó por el lado izquierdo. A los 9 minutos, un rebote después de un remate de Charles Aránguiz le quedó a Óscar Opazo, quien sacó un zurdazo cruzado para poner la igualdad.

Desde ese momento, el combinado nacional pasó a controlar el encuentro, aunque sólo tuvo como ocasión clara un disparo de Nicolás Castillo que el meta estadounidense detuvo de buena forma. Con una mejor imagen criolla, se fueron al descanso.

No pasó mucho

El segundo tiempo empezó igual que el primero: Chile se adueñó de la pelota y Estados Unidos apostaba a las salidas rápidas. Así, Castillo tuvo otra chance, mientras Zardes elevó a quemarropa.

Con el correr de los minutos, el partido fue entrando en un pozo. Comenzaron a aparecer los cambios, uno de ellos, obligado por lesión de Maripán.

Los dos equipos parecieron conformarse con el empate y así nomás fue. A la Roja le sirve para calmar las aguas tras días turbulentos, aunque está lejos de llenar el gusto de cara a la defensa del bicampeonato de América en Brasil 2019.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo