Los fracasos deportivos y financieros de la U provocan nuevos "remezones" a la dirigencia de Azul Azul

El directorio comandado por José Luis Navarrete analiza una reducción de presupuesto para 2019, considerando los 3 mil millones de pesos que perdieron en 2018 y la baja de la acción en la Bolsa de Comercio de Santiago.

Por Diego Espinoza Chacoff

La crisis deportiva de Universidad de Chile ha significado un fuerte remezón en todas las escalas que hacen funcionar al equipo. Además de la renuncia del técnico Frank Kudelka, tras los malos resultados que vivió la U a principio de la temporada 2019, la escuadra laica también sufrió la dimisión del presidente de la concesionaria Azul Azul y máximo accionista, Carlos Heller.

Luego de casi cinco años a la cabeza de la sociedad anónima que administra a los universitarios, Heller dejó acéfalo al directorio de Azul Azul en uno de los momentos más complejos desde que la concesionaria asumió en 2007. Ante ese escenario, y con el timonel interino José Luis Navarrete a la cabeza, la mesa directiva ha tenido que hacer un plan de emergencia para poder sostener económicamente a un club que no sólo le ha ido mal en lo futbolístico, sino que ha perdido valor en la Bolsa de Comercio de Santiago.

A la fecha, cada acción de la U está valorizada en $730, sufriendo una caída sostenida durante los últimos años, bajando a la mitad del precio desde que Heller asumió el sillón principal del equipo (ver gráfico), y que sólo pudo tener un ascenso importante cuando los laicos se coronaron campeones del torneo durante el primer semestre 2017. Durante 2019, en tanto, la temprana eliminación de la presente edición de la Copa Libertadores, hizo que la acción bajara considerablemente en marzo.

df Imagen: Bolsa de Comercio de Santiago

Junto a eso, las pérdidas hasta septiembre de 2018 eran de 3 mil millones de pesos, en base a los resultados integrales totales que informó la concesionaria en el último informe de antecedentes financieros entregado y que están publicados por la Bolsa de Santiago. Un fuerte perjuicio económico donde también se le suman los 3.3 millones de dólares que Azul Azul le debe a Heller, por el préstamo realizado por la Inmobiliaria Alpes Limitada en 2016, empresa de su propiedad.

Plan de acción

Bajo todas esas condicionantes, Navarrete y el resto de las dirigencia azul buscan extremar recursos para sacar al club de la crisis deportiva y financiera actual, y una de las medidas que genera más apoyo en el directorio es la de reducir el presupuesto de toda la institución en un 15%. De esa forma, los gastos que realiza la concesionaria, tanto en el primer equipo como en el resto de sus divisiones, tendrá que bajar e incluso puede afectar directamente a los jugadores que ahora dirige Alfredo Arias.

Teniendo en cuenta que antes de la Junta Ordinaria de Accionistas del próximo 22 de abril, la acción de Azul Azul podría seguir bajando, el directorio busca encontrar soluciones a corto y mediano plazo para tener una mejor solvencia económica, sobre todo considerando la incertidumbre económica en la que podría quedar el club si Heller vende parte de su paquete accionario a otras personas o empresas.

La U vive momentos de inquietud y desasosiego que sólo recibió respiro gracias al receso del Campeonato Nacional 2019, por la doble fecha FIFA, y recién este miércoles 27 de marzo tendrá sus primeras resoluciones, en la última reunión de directorio de la concesionaria, antes de presentar los complicados balances vividos desde abril de 2018 a la fecha y que no aseguran un buen augurio para los azules a futuro.

René Orozco y la salida de Carlos Heller: "Él creía que la U era como administrar Falabella"

El ex presidente de la Corporación de Fútbol de Universidad de Chile cree que los azules no mejorarán hasta que los grandes empresarios dejen el club en manos de la Casa de Estudios y de los fanáticos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo