Chile "mató" a Venezuela en el primer tiempo y quedó bien aspectado en el Sudamericano Sub 17

La Rojita se fue al descanso 3-0 arriba ante la Vinotinto. En la segunda fracción se dedicó a aguantar y definirá frente a Bolivia su paso al hexagonal final del certamen que se desarrolla en Perú, donde le basta con un empate para clasificar.

Por El Gráfico Chile

Luego de la dolorosa derrota por 3-2 a manos de Ecuador, tras empezar ganando 2-0, Chile estaba obligado a vencer a Venezuela para seguir con vida en el Sudamericano Sub 17 de Perú. Y la Rojita abrochó el objetivo desde temprano, para terminar consiguiendo una sólida victoria por 3-0.

Tal como ante los del Guayas, la selección chilena sacó una buena ventaja inicial. De hecho, se fue al descanso tres goles arriba.

El primero llegó a los 27 minutos, cuando, después de un centro, Patricio Flores sacó una volea a quemarropa y el arquero de la Vinotinto no pudo detener la pelota. El alivio fue total, porque el equipo de Hernán Caputto no hacía grandes méritos para abrir la cuenta hasta ese momento.

El segundo tanto fue una joya. A los 32’, Luis Rojas se metió en el área llanera con una pisadita de balón que dejó en el camino a su marcador, para rematar cruzado y poner el 2-0.

La tercera diana fue obra de la figura del cuadro nacional en lo que va del certamen: Gonzalo Tapia. El hombre de Universidad Católica quedó mano a mano con el portero venezolano, se lo sacó de encima y definió con el arco descubierto, a los 35’.

La única duda de cara a la segunda fracción era el físico de los futbolistas criollos. Sin embargo, la diferencia era bastante abultada.

 

A aguantar

Como ha sido la tónica, Chile se metió atrás en el segundo tiempo y le cedió la pelota al rival. Venezuela se adueñó del control del partido y empezó a merodear el arco nacional.

El portero Julio Fierro comenzó a transformarse en figura. El balón le duraba poco y nada al equipo de Caputto.

Pese a ello, el cuadro criollo tuvo la oportunidad más clara. A 15 minutos del cierre, Alexander Aravana estrelló un cabezazo en el palo.

Instantes después, Tapia se ganó la segunda tarjeta amarilla por un codazo. Sensible baja para el encuentro definitorio ante Bolivia.

A pesar del hombre menos, el marcador no se movió más. Por ello, la Rojita depende de sí misma para clasificar al hexagonal final cuando enfrente el viernes a Bolivia, donde le basta con un empate.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo