El Racing de los chilenos sufrió hasta el final para ser campeón de la Superliga de Argentina

El elenco dirigido por Eduardo Coudet empató a uno y logró su título 18º del fútbol argentino. Mena y Arias fueron titulares, Díaz ingresó en el complemento.

Por El Gráfico Chile

Fue un partido complicado y difícil de resolver. Sin embargo, los planetas y las posibilidades matemáticas se alinearon y Racing pudo, por fin, gritar campeón de la Superliga Argentina tras igualar de visita con Tigre en un trabajado uno a uno.

Un lleno total fue el escenario del Estadio José Dellagiovanna, para un partido que tenía importantes componentes para cada equipo. Tigre, el local, debía ganar para escapar de los promedios de descenso directo. Por su parte, la Academia tenía que ganar para levantar la copa. También podía igualar, ya que si Defensa y Justicia de Sebastián Beccacece empataba con Unión Santa Fe, los puntajes eran favorables para el elenco de Eduardo Chacho Coudet.

Y así, con la opción de ser campeón a falta de una fecha, Racing salió a enfrentar a Tigre con el arquero Gabriel Arias y el lateral Eugenio Mena de titulares. Marcelo Díaz, en tanto, comenzó en la banca e ingresó en los minutos finales, debido a que recién vuelve de una lesión. En Tigre, formó desde el inicio otro viejo conocido: Walter Montillo.

El inicio fue con todo, al más puro estilo del fútbol trasandino, pero el exceso de pierna fuerte y, quizás, la presión por ganar fueron factores que impidieron el desarrollo del partido como expresión de espectáculo. Las jugadas más destacadas fueron dos llegadas de Racing. La primera fue a los 12', cuando Darío Cvitanich perdió dos ocasiones solo frente al arco: una rebotó en el vertical y la otra la desvió por sobre el travesaño.

La siguiente, fue a los 31', cuando Lisandro López obligó a una gran tapada del golero Gonzalo Marinelli tras un potente disparo que terminó en tiro de esquina. Y así, igualado sin goles, tal como el resultado que estaba cosechando Defensa y Justicia con Unión Santa Fe, se fueron al descanso. Hasta ese momento eran campeones.

A aguantar los nervios

Durante la segunda fracción, el nerviosismo era latente, pero la momentánea igualdad del equipo de Beccacece en algo tranquilizaba a la Academia. Sin embargo, faltaba lo más importante que era el gol. Y por fin llegó al minuto 57, cuando un error en la defensa y un fallo del arquero fue aprovechado a quemarropa por Augusto Solari, que sólo la empujó al arco para salir celebrando con locura.

El segundo gol estuvo cerca de llegar a los 65', cuando, tras pase de Cvitanich, Lisandro López tuvo una gran chance que el travesaño se encargó de ahogar el grito de gol. Licha definió de globito ante la salida de Martinelli, pero se quedó con las ganas de gritar la conquista.

Para los minutos finales, la emoción fue aún mayor. Tigre machacó bastante la portería de la Academia, pero el golero chileno Gabriel Arias estuvo siempre presto y sobrio para evitar los embates locales. Sin embargo, sobre el final, estuvo débil en un tiro libre de Lucas Rodríguez que decretó el empate a uno definitivo, a los 94'. En la otra cancha, Defensa y Justicia igualaba con el mismo marcador ante Unión Santa Fe. 

Pitazo final y los brazos al cielo en una Academia que dictó cátedra durante toda la Superliga Argentina. ¡Salud, campeón!.

Palmarés

Racing, tras este triunfo, logró su 18º título del torneo de liga argentino. Su última vuelta olímpica había sido en el año 2014.

Y si ya eran 14 los chilenos campeones en alguna competición transandina, ahora son 17, porque se suman Gabriel Arias, Eugenio Mena y Marcelo Díaz. Esta es la primera estrella en Primera División de Arias, mientras que Mena y Diaz ahora tienen 10 títulos cada uno.

Así vivimos el triunfo de Racing ante Tigre:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo