La UC ganó un partido bisagra ante Gremio y queda muy bien aspectada para clasificar a octavos de la Copa Libertadores

Los cruzados consiguieron un sólido triunfo por un 1-0 en San Carlos de Apoquindo, con gol de Sebastián Sáez. La Franja llegó a seis puntos en el Grupo H del máximo certamen continental.

Por Pablo Serey

Universidad Católica enfrentaba un partido bisagra en el Grupo H de la Copa Libertadores. Los cruzados recibían al poderoso Gremio en San Carlos de Apoquindo y si ganaban quedarían muy bien aspectados de cara a la clasificación a los octavos de final con la mitad del camino recorrido, y lo consiguieron con un sólido 1-0.

A sabiendas del potencial del equipo brasileño, campeón y semifinalista en las últimas dos ediciones del máximo certamen continental, Gustavo Quinteros planteó un encuentro entregándole la pelota al rival, parándose bien en el fondo y saliendo rápido, generalmente por la banda derecha. Y justamente por ese lado se generó la apertura de la cuenta.

A los 17 minutos, una buena combinación entre José Pedro Fuenzalida, César Pinares y Stefano Magnasco terminó con un centro atrás de este último. Sebastián Sáez supo leer el envío y definió con un remate de primera para vencer la resistencia de Paulo Victor.

El Sacha, tal como ante Colo Colo y en la Supercopa contra Palestino, dejaba en el pasado las críticas del arranque de temporada. Su gol valía oro.

Tras el tanto, la UC empezó a dominar el duelo. Edson Puch pudo aumentar con un disparo que se fue pegado al palo.

Cuando la Franja estaba cómoda en la cancha, el árbitro colombiano Wilmar Roldán mandó a los jugadores a descansar. Las sensaciones eran positivas en la precordillera, pero quedaba mucho.

 

Sin grandes sustos

El segundo tiempo tuvo el mismo inicio que el primero. Claro, dada la ventaja, la UC le cedió aún más la pelota al Gremio.

A los 64’, el DT Renato Gaúcho se cansó y sacó a quizá sus dos máximas figuras en el papel, Luan y Diego Tardelli. Sus salidas coincidieron con una clara llegada de su equipo, un mano a mano que Matías Dituro le ganó a Bruno Cortez.

A falta de 15’ para el final, Quinteros decidió cerrar el partido. El ingreso de Carlos Lobos por Edson Puch era un mensaje claro.

Llegando a los 90’, Sáez salió para que entrara Duvier Riascos. El Sacha ya había hecho la tarea.

El colombiano casi pone el 2-0 con un cabezazo. Sin embargo, no fue necesario, porque el 1-0 bastó para que los cruzados se llevaran tres puntos de oro y llegaran a seis en el Grupo H, quedando muy bien aspectados de cara a la clasificación a octavos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo