Columna de Juvenal Olmos: El "gesto ganador" de Arturo Vidal para ser el mejor de la historia

El ex entrenador de la Selección y actual comentarista debuta en las páginas de El Gráfico Chile, y en su primer análisis dice que el King puede ser aún más grande su realiza un simple gesto hacia Claudio Bravo.

Por Juvenal Olmos

Arturo Vidal, lejos de ser un futbolista normal, es una especie de Superhéroe para los chilenos, sobre todo a la hora de transformarse en el King Arturo, vestirse de corto y realizar todo aquello que parecía imposible hace 12 años atrás, es el que desde la cancha nos invita a sentarnos y ver en primera fila, mundiales, finales de campeonatos, copas América y finales de Champions League, es un grande que nos hace creer que no existen los rivales invencibles en el fútbol mundial.

En Jurassic Park, vendría siendo una especie de "Velociraptor", toda vez que en el último partido de Champions League entre el Barcelona y el Liverpool, fue un verdadero animal en la recuperación de la pelota, clausuró físicamente su carril izquierdo e ideológicamente le mandó a decir a Jurgen Klopp, por acá no mande a nadie profe porque "estoy YO".

Su ambición y fortaleza mental sobrepasan sus propios límites, pues desde que arranco en las inferiores de Colo Colo, no ha parado de devorar desafíos y adversarios, se reinventa en el éxito de manera permanente, logrando el perfeccionamiento sostenido en cada uno de los clubes que ha vestido. Vidal no entrega rachas en su juego, entrega ecuaciones resueltas. Arturo, definitivamente es un "Espermatozoide Alfa", que no se detiene por el riesgo vital, sino solamente cuando fecunda la meta autoimpuesta.

¿Quien es el mejor futbolista chileno de todos los tiempos? La comparación no es odiosa, ni mal intencionada, sólo es el aditivo genuino de un café, esquina y cuneta, es el tema que apasiona a todo futbolero de cancha de tierra o pasto sintético.

Los títulos sobre la mesa favorecen al Rey Arturo, los mundiales a Don Elías, empate de fotografía y nariz encogida cuando los ubicamos como los mejores del mundo en sus respectivas posiciones.

El King Arturo está brillando con luces propias en uno de los mejores equipos del mundo y seguramente seguirá conquistando títulos y triturando marcas, pero su " Gesto Ganador " no se encuentra en el Barcelona, se encuentra entre las ruinas y la reconstrucción de un nuevo camarín para la Selección, la jugada maestra de Arturo encuentra su génesis en la solución que busca Rueda para encontrar el camarín perdido.

Una llamada suya, un comentario que indique el camino, si hasta un tuiteo susurrante que invite al diálogo, lo haría más grande de lo que aún es dentro de la cancha.

Hay ocasiones en que los entrenadores no pueden solucionar conflictos anidados dentro del camarín, por eso es que el "King" se encuentra en inmejorable posición para abrir la puerta desde adentro y construir desde abajo una nueva aventura hasta el próximo mundial en Qatar 2022.

Orlando Aravena el año 1989 nos gritaba desde el borde de la cancha que los problemas de jugadores lo tenían que arreglar los jugadores, cuando estábamos a minutos de entrar a jugar contra Inglaterra en Wembley por la Copa Rous, y el León Astengo con el Cóndor Rojas se disputaban quien debía llevar la jineta de capitán. El Cabezón al ver que el conflicto estaba desatado, se dio media vuelta y se fue a sentar a la banca, minutos después saldría la Selección al campo de juego con Rojas como capitán.

La selección chilena necesita a Vidal y a Bravo para enfrentar lo que viene, de las tres patas contando Reinaldo Rueda, el que puede abrir, limpiar, aceptar, reparar y proyectar es Arturo Vidal, esa es pega de un Rey, solo un superhéroe puede volver a darle vida a un camarín que se encuentra golpeado y con "poca fantasía", sólo un jugador que se encuentra en el status de Elías Figueroa puede devolverle la pasión y jerarquía a un camarín aún golpeado.

Lejos de perder bonos, un Gesto Ganador de Arturo Vidal le daría más fuerza a su leyenda, le entregaría aspectos que no se pueden ganar en cancha, porque hablan de la grandeza y de defender el estandarte de lucha de esta generación dorada, el Bien Colectivo bajo ningún aspecto  debe verse amenazado por los intereses Individuales.

Elías ya recorrió su vida como jugador y Arturo la está escribiendo, pero ojo, no solo los encuentros ganados y vueltas olímpicas cuentan en esta historia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo