Tanque sobre Ruedas: El día en que Cristian Garin recibió de regalo un auto que no podía manejar

Tras coronarse en el ATP de Munich, se ganó un BMW de 57 millones de pesos. En el 2013 ya había vivido algo similar, pero no pudo disfrutarlo como quería.

Por Juan Ignacio Gardella

La imagen de Cristian Garin manejando un BMV sobre la arcilla de Munich se tomó los portales deportivos chilenos y también los sitios web dedicados al tenis en todo el mundo. Al ganar el ATP 250 de la ciudad alemana, luego de vencer en la final al italiano Matteo Berrettini, el Tanque se hizo acreedor a un automóvil modelo Z4 de la marca que patrocina el torneo, avaluado en cerca de 57 millones de pesos.

Pero no es la primera vez que la mejor raqueta nacional del momento, 33º en el ranking desde este lunes, recibe un vehículo como consecuencia de su gran desempeño tenístico. Buscando en el archivo de El Gráfico Chile, nos encontramos con la edición del 13 de junio del 2013, cuando el nacido en Arica y criado hasta los cuatro años en Iquique fue portada de nuestro diario.

La ATP oficializó el tremendo avance del campeón Garin y la gran irrupción de Tabilo en el ranking

El Tanque quedó muy cerca del top 30 mundial, mientras que el zurdo de origen canadiense subió más de 100 lugares en el escalafón.

En ese entonces, Bam Bam acababa de consagrarse campeón de Roland Garros junior, por lo que el jugador promesa que asomó tras ser monarca mundial sub 14 en el 2010 empezaba a hacerse realidad. Por ello, sus auspiciadores quisieron agasajarlo y uno de ellos, Kia, le regaló un Sportage de alrededor de $16 millones.

Garin Garin fue portada en la edición del 13 de junio del 2013 / Archivo

El problema es que en ese instante Cris había apagado apenas 17 velitas, por lo que legalmente no podía manejar su modelito por las calles de nuestro país. Ese día, en conversación con este medio, entregó la solución: su amigo Felipe Garcés, quien ya era mayor de edad, sería el encargado de trasladarlo.

"Me da lata calificarlo de mi chofer, pero dejémoslo en que será quien me va a estar llevando en mi auto nuevo", fue la respuesta del joven nortino, que por esos días todavía no asimilaba todo lo que estaba viviendo. Ahora, con 22 primaveras y una madurez mental que se nota en la cancha, el ariqueño tiene licencia para soñar.

Garin Garin con el Kia que le regalaron hace seis años, cuando tenía apenas 17 primaveras / Archivo

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo