Billetera más ajustada y prioridad en lo local: El panorama que se viene en la UC tras el adiós en la Libertadores

Más allá del rédito deportivo, el campeón del fútbol chileno dejó pasar una importante oportunidad en lo económico al no alcanzar los octavos de la Copa.

Por Pablo Serey Correa

La amarga derrota 2-0 ante Gremio en Porto Alegre, por la fecha 6 del Grupo H de la Copa Libertadores, selló el adiós de Universidad Católica del máximo certamen continental. Los cruzados no pudieron clasificar a los octavos de final y ello implicará consecuencias directas en los desafíos venideros.

Lo deportivo va de la mano de lo presupuestario y, en este caso, es preciso remarcar que la Franja no seguirá percibiendo los suculentos premios que otorga la Libertadores. Por sus tres partidos de local de la fase de grupos, Católica se echó al bolsillo 3 millones de dólares.

Los octavos de final de la Libertadores (que se juegan en el segundo semestre) le hubiesen otorgado a la Franja un bono de US$ 1.050.000, muy superior a los US$ 375.000 que percibirán por la segunda ronda de la Sudamericana (que se disputará en mayo) a la que la UC clasificó por su tercer lugar en el Grupo H.

La UC no jugó a nada en Brasil y Gremio la eliminó de la Copa Libertadores con una cómoda victoria

Dos errores de Cornejo sentenciaron el partido en Porto Alegre, donde el local fue dominador de principio a fin para llevarse el triunfo por 2-0. La Franja quedó tercera en el Grupo H y tendrá que jugar la Sudamericana.

Las diferencias entre los incentivos de la Libertadores y la Sudamericana le cambian el panorama a la UC pensando en el segundo semestre. Las tres contrataciones que Católica puede hacer durante el receso de mitad de año estarán supeditadas a una realidad muy distinta a la que hubo a comienzos de temporada.

Durante el verano, Cruzados salió al mercado con la certeza de que recibiría 3 millones de dólares en premios por su participación en la fase de grupos de la Libertadores. Para el segundo semestre no tendrá ese importante piso y por ello habrá una billetera más ajustada para realizar fichajes.

Las figuras y el bi

Por otro lado, la UC tendrá un duro desafío para retener a figuras de su actual plantel, pensando en el segundo semestre. Además de lo ya descrito en términos presupuestarios, la Franja no contará con el atractivo deportivo de la Libertadores, lo que puede incidir en las situaciones de jugadores como Benjamín Kuscevic y Edson Puch. En San Carlos de Apoquindo asumen que ambos pueden contar con ofertas del extranjero a mitad de año, más aún si participan en la Copa América de Brasil con la Roja.

Más allá de todo lo descrito, la eliminación en la Libertadores reafirma un aspecto definido a comienzos de año en la UC: la prioridad está en el plano local. La gran meta que la dirigencia le planteó a Gustavo Quinteros es conseguir el bicampeonato, aunque el propio DT había fijado como uno de sus objetivos los octavos de la Copa.

La Sudamericana emerge como un desafío atractivo para Católica, sobre todo porque en términos deportivos -en el papel- es más abordable que la Libertadores, pero tanto Quinteros como Juan Tagle o José María Buljubasich tienen claro que el objetivo número uno es conquistar el Campeonato Nacional 2019.

Con cuatro equipos chilenos en competencia: Los clasificados a segunda fase de la Copa Sudamericana 2019

Esta próxima semana se define la gran mayoría de los clubes que avanzarán a la siguiente fase de la "otra mitad de la gloria".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo