Los fanáticos respondieron al llamado de seguridad pese al gran susto que se llevaron en el WRC

Más de 100 mil personas llegaron a las rutas en las seis etapas que se disputaron el día martes y el comportamiento, en general fue excelente, pese a un par de "porfiados".

Por Pedro Marín Roldán, enviado especial a Concepción

Una de las grandes preocupaciones que existía en la organización del World Rally Championship (WRC) era la seguridad en la ruta, puesto que en el shakedown algunos fanáticos entraron a las rutas tras el volcamiento de Pedro Heller (Team Joker) y tras la advertencia de la FIA, el productor general, Felipe Horta, realizó un fuerte llamado para que los asistentes respetarán las zonas habitadas para el público.

Y en el primer día de competencia oficial, cerca de 100 mil personas, las cuales incluso, pernoctaron en los distintos tramos, se hicieron presente en las rutas y tuvieron un buen comportamiento, especialmente por las recomendaciones que le daban los propios fanáticos del rally que llegaron de distintas zonas del país e incluso, del extranjero.

En las seis especiales del día viernes, el público fue clave para que se respetarán las medidas de seguridad. Gente e Ecuador, Argentina, Perú, Bolivia, España entre otros países llegaron hasta la región del Biobío para presenciar la histórica sexta fecha del WRC que se corrió por primera vez en Chile.

Fue normal presenciar en la ruta que cuando algún asistente entraba a la pista, los propios fanáticos le indicaban que se ubicaran en zonas seguras o salieran del lugar. La organización, también cumplió con el paso de los autos 000, 00 y 0. Donde quedaron al debe fue con los marshals, quienes si bien, intentaban controlar a la gente, en varias oportunidades se vieron desdoblados y no le obedecieron.

Fue en esa instancia, donde los fanáticos del rally que no eran de la zona, comenzaron a "retar" a los "porfiados" para que respetaran la zona de seguridad y así, la competencia no corriera peligro.

La gran preocupación del día fue en el segundo tramo que se corrió en el sector El Puma donde la etapa se suspendió por 20 minutos por seguridad, ya que habían muchos fanáticos en la pista, cuando ya había largado el líder del Campeonato, el belga, Thierry Neuville.

La jornada se cerró en el Parque Bicentenario donde llegaron cerca de 25 mil personas lo que sorprendió hasta la propia organización, la cual se vio sobrepasada en temas de seguridad y las galerías colapsaron.

Puntos a mejorar para esta jornada donde nuevamente se disputarán seis especiales.

Lo salvó un árbol: El espectacular volcamiento de Emilio Fernández que preocupó a todo el WRC

El piloto nacional estuvo a punto de caer al río en el sector El Puma y donde el navegante, Joaquín Riquelme, quedó hospitalizado pero fuera de riesgo vital.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo