La U otra vez no pudo mantener la ventaja y empató ante Coquimbo para seguir como colista

Los azules empezaron ganando en Ñuñoa con gol de Ubilla, pero lo igualó Cornejo. En el segundo tiempo, los laicos merecieron mejor suerte, pero continúan sin ganar de la mano de Arias y se mantienen en el sótano de la tabla.

Por Diego Espinoza Chacoff

Alfredo Arias quiso dar un golpe de timón en Universidad de Chile y para el partido ante Coquimbo Unido en el Estadio Nacional sacó del equipo titular a varios titulares, entre ellos, al capitán Johnny Herrera. Más allá de la medida radical, la U otra vez no pudo conservar un resultado y sigue en el sótano de la tabla, tras empatar 1-1.

El primer tiempo fue un calco de lo que ha sido la era del entrenador uruguayo. Los azules se pusieron en ventaja, pero no pudieron mantenerla.

A los 12 minutos, una buena habilitación encontró destapado a Leandro Benegas, quien cedió para que Sebastián Ubilla sólo tuviera que empujar la pelota para abrir la cuenta. Desahogo en Ñuñoa.

Sin embargo, después del gol reaparecieron los fantasmas, primero reflejados en una doble intervención dubitativa de Fernando De Paul, a quien se le escapó el balón de las manos y acto seguido lo envió al córner para no complicarse. Eso sí, el arquero no tuvo responsabilidad alguna a los 35’, cuando Fernando Cornejo se fue en demanda del área, dejó parado a Lucas Aveldaño y definió rasante pegado al palo.

Fueron los peores momentos de los laicos en la fracción inicial. Los piratas pudieron ponerse arriba en el marcador, pero éste no volvió a moverse hasta que José Cabero mandó a los jugadores a descansar.

 

Mereció mejor suerte

El arranque del segundo tiempo fue frenético. Benegas estuvo a centímetros de anotar con un potente remate, Rubén Farfán respondió con un tiro que salvó desde la línea Diego Carrasco y luego Ubilla se perdió el gol de forma increíble en el área chica.

A los 63’, Arias decidió meter a Gabriel Torres. El reemplazado fue el Toro, quien salió furioso y pateó la banca.

La U siguió cerca, pero el ingresado Pablo Parra y Matías Rodríguez tampoco estuvieron finos en la definición. Se acercaba el final en Ñuñoa.

Con más empuje que fútbol, los laicos merecieron mejor suerte, pero no pudieron volver a vulnerar el arco coquimbano en un par de acciones de riesgo. Con este resultado, el DT uruguayo continúa sin ganar en la banca azul y el Romántico Viajero se mantiene en el fondo de la tabla.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo