El receso del torneo le cae del cielo a Mario Salas para vaciar el hospital de Colo Colo

Jorge Valdivia se sumó a la larga lista de lesionados del Cacique, aunque lo del Mago no sería de gravedad. El parate del Campeonato Nacional le servirá al Comandante para acercarse a su deseo de contar con todos los jugadores a disposición en el segundo semestre.

Por Pedro Marín Roldán

Colo Colo finalizó la primera rueda del Campeonato Nacional con 28 puntos, tras vencer por 3-0 a Audax Italiano, partido en el cual el entrenador Mario Salas tuvo que lidiar con un nuevo lesionado, ya que el volante Jorge Valdivia se retiró del gramado del estadio Monumental a los cinco minutos.

El Mago se sumó a la larga lista de jugadores que están con problemas físicos y que se han convertido en sensibles bajas para el Comandante. El arquero Agustín Orión, el defensa Julio Barroso, el lateral izquierdo Cristián Gutiérrez, los volantes Jaime Valdés y Carlos Carmona, y los delanteros Javier Parraguez y Esteban Paredes fueron las ausencias por lesión que tuvo el Cacique ante los itálicos.

Salvo Gutiérrez y Parraguez, quienes tienen contusiones y podrían estar en la llave de la Copa Chile ante Puerto Montt, el resto de los jugadores tendrán que seguir con sus respectivos procesos de reintegro, por lo que el receso del torneo le cae del cielo al entrenador, ya que así podrá recuperar a los futbolistas mencionados.

Las lesiones preocupan a Salas, quien en la semana expresó su deseo de tener "a todos los jugadores disponibles y es un tema que estamos viendo, para que no se produzcan tantas bajas en nuestro plantel".

Y justamente durante el receso podrá recuperar a gran parte de los lesionados, siendo Paredes el único que podría ver prolongado su período de baja, ya que por lo menos estará dos meses fuera de las canchas tras la rotura del aductor de la pierna izquierda.

Orión está en la fase final de la recuperación del hombro izquierdo. Ya está trabajando con sus compañeros, pero en el cuerpo médico de los albos prefieren llevarlo con precaución.

Misma situación ocurre con el Pájaro, quien se resintió del edema muscular en el sóleo derecho y no verá acción ante los salmoneros por la Copa Chile.

Uno de los casos más complicados es el de Carmona, quien, incluso, podría dejar el club, ya que no ha sumado minutos en el primer semestre producto de la entesitis que sufre en el iliotibial izquierdo.

Por su parte, Barroso padece el síndrome facetario lumbar y ya está trabajando con sus compañeros, pero en los albos pretenden no arriesgarlo en la Copa Chile para que pueda tener el descanso correspondiente y así afrontar el segundo semestre en plenitud de condiciones.

Mientras tanto, el Mago será evaluado este lunes para determinar la gravedad de su lesión. Todo apunta a una contractura en el isquiotibial, ya que venía arrastrando las molestias desde el Superclásico.

Lesiones que han complicado a Salas en la primera parte del torneo, las cuales quiere comenzar a dejar atrás y afrontar el segundo tramo con toda la gente a disposición.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo