Llueve sobre mojado: Palestino cayó ante el Zulia de Venezuela y Chile sigue dando pena en los torneos internacionales

El Tino perdió por la cuenta mínima en el Estadio Nacional, con un insólito penal cometido por Fabián Cerda y otro fallado por el Mago Jiménez. De no mediar un milagro de la UC, los equipos criollos quedarán temprano fuera de los certámenes continentales.

Por Rodrigo Realpe Varela

En el papel, Palestino tenía la llave más accesible de los cuatro equipos chilenos presentes en la segunda ronda de la Copa Sudamericana, pues enfrentaba al Zulia. Sin embargo, la derrota por 2-1 en Venezuela demostró que no sería fácil y en el Nacional la tónica fue la misma, con una caída por 1-0 que sentenció la eliminación de los árabes.

El primer tiempo fue de ida y vuelta, con el equipo de Ivo Basay adueñándose de la pelota y los llaneros apostando al contragolpe rápido. En esa dinámica, ambos cuadros tuvieron buenas opciones para adelantarse, protagonizando un entretenido partido, aunque sin precisión en los arcos.

Ya sobre el cierre de la fracción inicial, fue el Tino el que inclinó la cancha, con Cristóbal Jorquera como principal eje de ataque. Pero el marcador no se movió hasta que el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano mandó a los jugadores a descansar, con un resultado que les daba la clasificación a los venezolanos.

Diferencia penal

El segundo tiempo acentuó las propuestas de ambos elencos. Palestino jugaba cada vez más cerca del arco rival, transformando al meta Leonardo Morales en figura, aunque atrás dejaba peligrosos espacios para el contragolpe del Zulia.

Y en eso llegó un grave error de Fabián Cerda. El arquero local se tiró una inevitable barrida, Zambrano cobró penal y Evelio Hernández puso el 1-0, a los 78’.

Pero, instantes después, el autor del gol cometió el mismo yerro en área propia, Luis Jiménez se fabricó la infracción y el juez ecuatoriano sancionó el lanzamiento desde los 12 pasos. Sin embargo, el Mago mandó la pelota a las nubes.

Los últimos minutos mostraron a un Tino desesperado buscando el empate que encendiera la ilusión. No obstante, éste no llegó -como sí una roja para Roberto Gutiérrez-, por lo que, de no mediar un milagro de Universidad Católica, Chile se quedará temprano sin representantes en los torneos internacionales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo