El drama de Kevin Durant tras romperse el tendón de Aquiles: Quedaría un año sin jugar en la NBA

El astro de Golden State Warriors arriesgó su pierna en el quinto partido de la final ante Toronto Raptors y lo pagó caro. Podría estar un largo tiempo sin acción.

Por El Gráfico Chile/AP

El regreso de Kevin Durant con los Warriors en la Final de la NBA no duró mucho. De cualquier modo, Golden State encontró la forma de ganar ante Toronto Raptors y estiró la serie a un sexto juego, aunque el sabor es agridulce.

Durant se lastimó el tendón de Aquiles derecho, un duro golpe para el alero estelar, quien está a tres semanas de declararse agente libre y ahora podría requerir un largo periodo de recuperación, varios meses por lo bajo. De hecho, en el peor de los casos KD estaría un año sin poder jugar y justo en este momento, cuando quedará sin equipo para 2019-2020.

El gerente general de los Warriors, Bob Myers, tenía lágrimas en los ojos cuando anunció la noticia, después del quinto partido de la Final de la NBA. El martes, se realizará una resonancia magnética para determinar el grado de la lesión, pero es evidente que la campaña de Durant ha concluido.

Es una de las personas más incomprendidas. Es un buen compañero, una buena persona. Esto no es justo. Tengo la suerte de conocerlo. No tendré la información sobre cuál es realmente la magnitud o qué significa esto, sino hasta que tengamos la resonancia. Pero la gente que ha trabajado con él y que le dio el permiso de jugar es gente buena”, dijo el directivo muy tocado por este hecho.

Myers explicó que la lesión que había marginado a Durant de los nueve partidos anteriores de los Warriors en los playoffs era una dolencia muscular en una pantorrilla, tal como el equipo había informado insistentemente.

No obstante, el dirigente se dijo dispuesto a aceptar la responsabilidad por la decisión de enviar a Durant a la cancha para el quinto partido: “No creo que haya alguien a quién culpar, pero entiendo que en este mundo, si hay que culpar a alguien, debe ser a mí. Yo me encargo de las operaciones deportivas de este equipo, y la gente que puso en duda si él quería volver a este equipo estaba equivocada”.

Durant se lastimó haciendo un enganche por el costado derecho. Incapaz de apoyar la pierna, se desplomó. Luego, se llevó una mano a un punto entre la pantorrilla y el tendón de Aquiles, y tuvo que recibir ayuda para marcharse al banquillo y para volver al vestuario de los Warriors.

Andre Iguodala, alero de Golden State, permaneció a la izquierda de Durant durante el camino hacia el camarín. En el grupo iban también Myers y el base Stephen Curry.

Enfrentando una posible eliminación, los Warriors decidieron que Durant estaba lo suficientemente sano para jugar. El entrenador Steve Kerr hizo el anuncio alrededor de 90 minutos antes del salto inicial, al decir que estaría en la alineación titular, pero todo se derrumbó.

 

Durant fue el Jugador Más Valioso de la Final de la NBA, cuando Golden State capturó los títulos en 2017 y 2018. Los Warriors tienen marca de 6-3 en los compromisos de playoffs en los que no ha estado.

Así se rompió Durant

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo