La UC y U. Española revivieron viejas heridas gracias a la demora de Sánchez y la "traición" de Pinares

El portero tuvo más de un encontrón con los hinchas locales por demorar los saques de meta. Lo mismo ocurrió con el volante cruzado que fue insultado por la parcialidad hispana.

Por Nicolás Valenzuela

Desde hace ya varios años que el partido entre Universidad Católica y Unión Española tiene tintes de clásico y el empate 0-0 vivido este martes por la pendiente fecha 14 del Campeonato Nacional pudo haber sido solo un capítulo más entre cruzados e hispanos, sino fuera por Diego Sánchez.

En una jornada que estuvo marcada por el respetuoso minuto de silencio y homenaje a Manuel Arriagada, ex futbolista de la UC campeón en 1949, y la visita como espectador de Enzo Roco, formado en Católica y que en el úlitmo tiempo ha sonado como refuerzo de Colo Colo, el portero de Unión se llevó todas las miradas.

En gran parte fue el responsable de mantener el marcador sin goles, con grandes atajadas, pero lo que realmente molestó a la hinchada cruzada fue que en cada saque de meta Sánchez se tomaba las cosas con mucha calma. Eso sumado al planteamiento defensivo de los dirigidos por Fernando Díaz, agotó rápidamente la paciencia de los hinchas franjeados.

Y así como el Mono era el blanco de las críticas de los precordilleranos, César Pinares se llevaba las pifias e insultos de la parcialidad hispana, quienes le recordaban su paso por Santa Laura y no le perdonaron que ahora defendiera la camiseta de un, a esta altura, clásico rival.

En el segundo tiempo las críticas continuaron y con la UC completamente volcada sobre el arco sur en busca del gol que le diera los 3 puntos para mantener la distancia como líderes exclusivos del torneo, Sánchez frenó el partido durante casi 8 minutos producto de un mareo, luego de un choque con Benjamín Kuscevic. El ex Unión Temuco incluso hizo ademanes de vomitar dentro del terreno de juego, pero no pidió el cambio porque quería seguir.

En los últimos minutos, César Munder y Mauro Caballero se trenzaron en una discusión que volvió a encender el público y los ánimos dentro de la cancha, lo que provocó que  Juan Pablo Toro, entrenador de Unión durante la suspensión del Nano Díaz, viera la tarjeta roja, una de las modificaciones en las reglas del fútbol.

Así fue como el clásico de Independencia tuvo un acalorado final para entibiar una helada noche en San Carlos de Apoquindo. Católica no pudo romper la barrera defensiva de Unión Española, mientras que los hispanos festejaron rescatar un punto como visitantes en la lucha por el título.

La UC comienza a ceder terreno en el Campeonato Nacional e igualó con Unión Española

Los Cruzados no pudieron superar a los hispanos en el partido que cerró la fecha 14 y pese a que siguen en la cima del torneo, ahora tienen cuatro puntos de ventaja con su escolta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo