Uno a uno de Chile en Copa América: La Generación Dorada quemó algunos de sus últimos cartuchos en Brasil

Revisa el rendimiento de los jugadores de la Roja en el certamen continental, donde la escuadra de Reinaldo Rueda terminó en el cuarto lugar.

Por El Gráfico Chile

Revisa el rendimiento de los jugadores de la Roja en la Copa América Brasil 2019, donde la escuadra de Reinaldo Rueda terminó en el cuarto lugar y no pudo defender el bicampeonato continental. Aún así, Chile dejó algunos momentos para recordar.

Gabriel Arias (1): Jugó todos los partidos y alternó buenas con malas. No dio la seguridad esperada durante el torneo y por momentos hizo recordar la ausencia de Claudio Bravo con algunos errores garrafales. Aún así, debe seguir en el proceso y su presencia no está en discusión.

Igor Lichnovsky (2): Estuvo solo ante Uruguay sobre el final del partido y la verdad no mostró mucho de lo que hace en México.

Guillermo Maripán (3): Uno de los rescatables del torneo, mostró buenos atributos por arriba y estuvo sólido en gran parte del torneo, especialmente ante Colombia, pero ante Perú no tuvo una buena actuación, lo que condiciona su torneo.

Mauricio Isla (4): De más a menos, como la mayoría del equipo. En los primeros partidos recordó al Isla de otras etapas, que llegaba con todo a posiciones ofensivas, pero con el correr de los partidos se fue apagando.

Paulo Díaz (5): Muy proyectable para el futuro. Estuvo ante Uruguay y Argentina y cumplió una faena muy buena, con mucho criterio para marcar y salir, demostró que está llamado a ser uno de los principales de la Roja en el corto plazo.

José Pedro Fuenzalida (6): Comenzó como titular e incluso marcó un gol ante Ecuador, pero su rendimiento no fue el mejor. Se fue apagando con el correr del torneo, a veces se vio superado en velocidad y terminó siendo suplente.

Alexis Sánchez (7): El tocopillano brilló como en sus viejos tiempos en los primeros partidos, siendo el Alexis de la época de Sampaoli y Pizzi, siendo el hombre más importante en labores ofensivas. Sin embargo, ante Perú no apareció y contra Argentina se lesionó. Al menos dio señales de vida y confirmó que todavía le queda resto.

Arturo Vidal (8): No fue el mejor torneo del Rey, condicionado por los problemas físicos que lo afectaron durante el torneo, tanto por su rodilla y luego por el esguince que sufrió ante Perú. El volante nunca deja de correr y ser una red de auxilio para sus compañeros, pero demostró que sus mejores días parecen estar atrás.

Nicolás Castillo (9): Jugó muy poco y se convirtió en uno de los grandes perdedores del torneo. Apenas vio minutos en algunos partidos y fue la última opción de Rueda en ataque.

Diego Valdés (10): El único jugador de campo que no tuvo minutos.

Eduardo Vargas (11): Comenzó a tambor batiente con un doblete ante Japón y parecía que nuevamente iba a brillar como lo hace en la Roja. Pero no fue así, desde el partido ante Ecuador desapareció del mapa y coronó su mal torneo con el penal perdido ante Perú. Para el récord quedó como el segundo máximo goleador de la Selección.

Brayan Cortés (12): No jugó.

Erick Pulgar (13): Uno de los descubrimientos del torneo. Demostró por qué brilla en Italia y exhibió un gran crecimiento en su juego, en todas las facetas. Le dio valor por alto al equipo, buena salida limpia y agresividad en el medio, tiene mucho margen de mejora y asoma como pilar del futuro.

Esteban Pavez (14): Ingresó solo ante Colombia, cuando se pensaba que sería más considerado por Rueda, y lo hizo de buena forma. Luego no tuvo más opciones.

Jean Beausejour (15): Fue su última vez por la Roja y se despidió con una actuación más que aceptable para un hombre que ya vive los momentos finales de una gran carrera. Dejó destellos de su calidad y confirmó su categoría de leyenda en la escuadra nacional.

Pedro Pablo Hernández (16): Otro de los que perdió, jugó muy poco y no fue muy considerado por Rueda, salvo para emergencias. El Tucu llegaba con pergaminos al torneo, pero quedó muy postergado y su futuro en el equipo es una incógnita.

Gary Medel (17): El capitán fue uno de los mejores en el torneo, con carácter y mucho oficio para manejar la defensa, nunca dudó y siempre fue al frente para enfrentar cualquier problema. Todo lo empañó con el show ante Messi en el duelo por el tercer lugar.

Gonzalo Jara (18): No anduvo bien Jarita, fue titular ante Uruguay y pese a que rindió, su imagen quedó marcada por la patada que le dio al espontáneo que ingresó al campo. Luego, ante Argentina, ingresó desde el arranque, pero no tuvo una buena tarea y terminó lesionado.

Junior Fernandes (19): Muy bajo, no mostró méritos para estar en el equipo y cuando entró a la cancha pasó prácticamente desapercibido.

Charles Aránguiz (20): El mejor de Chile por escándalo. Un relojito, manejó todas las facetas del juego, tanto defensiva como ofensiva, se comió la cancha e impuso condiciones en todos lados. El Príncipe sigue ampliando su gran historia en la Roja y seguramente debe estar dentro de los mejores futbolistas del torneo.

Oscar Opazo (21): Jugó poco, pero se mostró como buena alternativa para el futuro por ambas bandas por su gran despliegue y recorrido.

Angelo Sagal (22): Entró ante Perú y prácticamente no hizo nada para justificar su ingreso y nominación.

Yerko Urra (23): No jugó

Chile no pudo con Argentina y quedó cuarto en la Copa América 2019 en un partido polémico de arbitraje desastroso

La Roja cayó por 2-1 ante la Albiceleste en un duelo muy "caliente", que terminó con las expulsiones de Gary Medel y Lionel Messi en el primer tiempo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo