Alfredo Arias cuenta con la confianza absoluta de Azul Azul para salvar a la U del descenso

La dirección deportiva de la concesionaria vio una mejora en las prácticas del DT uruguayo, con un punto de inflexión importante mostrado en el Superclásico contra Colo Colo.

Por Diego Espinoza Chacoff

El último Superclásico entre Universidad de Chile y Colo Colo del pasado 18 de mayo significó un antes y un después para el técnico Alfredo Arias como entrenador de los laicos. A pesar de que su equipo sólo igualó 1-1 contra el Cacique, el nivel futbolístico mostrado por la U en cancha fue muy superior a lo que venía haciendo en los otros partidos del Campeonato Nacional y terminó convenciendo a la dirigencia de Azul Azul para respetar el contrato del uruguayo hasta fin de año.

Con varios directores aplaudiendo de pie en las tribunas del Estadio Nacional tras la igualdad contra los albos, los propios integrantes de la mesa directiva comentaban que Arias, por fin, había podido plasmar lo entrenado durante la semana en el partido en sí. Una afirmación que se repite hasta el día de hoy dentro del Centro Deportivo Azul y que le ha permitido tener cierto margen de exigencias al charrúa de cara a la conformación del plantel de la U para el segundo semestre de este año.

Teniendo en cuenta que la principal misión de los universitarios es evitar el descenso a la Primera B -además de ir por el título de la Copa Chile-, Azul Azul confió ciegamente en Arias para lograr esa tarea. Es más, el DT le pidió a la dirigencia laica que enviara a préstamo a Gabriel Torres y Ángelo Henríquez, ya que quería contar con dos nuevos delanteros. A la espera de un segundo ariete, el uruguayo ya cuenta con su viejo conocido Marcos Riquelme. Esto, al mismo tiempo que solicitó rescindir el contrato del defensa Sergio Vittor, quien nunca lo convenció.

"Desde que llegó, nosotros vimos que su manera de entrenar y su propuesta futbolística era algo que nos gustaba, y por eso nos parecía erróneo cortarle su proceso y volver a buscar un tercer entrenador, considerando que pasó Frank Kudelka, estaba Alfredo y traer a otro técnico más hubiese sido un error", aseguró el director deportivo de la concesionaria, Rodrigo Goldberg.

"En los entrenamientos veíamos avances y pensamos que había un proceso que iba a dar resultado. Por ejemplo, Nicolás Oroz se recuperó (de su lesión) y se notó un cambio. Nosotros vimos eso y entendimos que en la conformación del plantel había ciertas deficiencias que no eran responsabilidad de él (Arias). Por eso, si hubiésemos puesto otro entrenador, el problema era el mismo, los que sacan los resultados son los futbolistas y si el plantel está bien formado, no pasa los que nos pasó y eso no es culpa de Alfredo, así que había que considerarlo y darle el apoyo", agregó.

La U aún no termina de armarse, pero con la confianza de Azul Azul, Arias tiene cierto margen de acción de cara a la próxima rueda del torneo local, siempre y cuando los resultados en el Campeonato y en la Copa Chile (este domingo a las 15:00 debuta en octavos de final contra Temuco) se mantengan de acuerdo a los parámetros acordes al club. Si hay una seguidilla de derrotas, como con cualquier DT del mundo, igual podría terminarse su ciclo en la institución.

Goldberg pone en duda un tercer refuerzo para la U: "El momento económico no es de vacas flacas, es de inexistentes vacas"

El director deportivo de Azul Azul no tiene claridad sobre el arribo de un nuevo fichaje y valora las llegadas a bajo costo de personas como Hernán Caputto u Osvaldo González.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo