"Hubo amenazas, si jugaba podían pasar cosas": El duro relato del jugador de Colo Colo futsal tras ser despedido del club

Mario Zúñiga contó el calvario que le ha tocado vivir durante este semestre por los acontecimientos ocurridos en 2010 entre la Garra Blanca y Marcelo Barticciotto.

Por Pedro Marín Roldán

El equipo de Colo Colo Futsal que se proclamó campeón invicto y logró el ascenso a la primera categoría de la rama volvió a manos del Club Social y Deportivo este año, ya que anteriormente estaba en manos de Blanco y Negro.

Sin embargo, un jugador no lo pasó nada de bien durante el primer semestre, ya que Mario Zúñiga, quien es seleccionado nacional de Fútbol 7 fue separado del plantel por su pasado en la Garra Blanca y por estar presente en los hechos que ocurrieron en octubre del 2010 contra Marcelo Pablo Barticciotto.

Zúñiga, finalmente fue separado del equipo tras este hecho, y en conversación con El Gráfico Chile relató el calvario que le ha tocado vivir durante todo este año donde no pudo defender al club de sus amores.

"Juego futsal desde el 2016 que llegué a Colo Colo, ya estaba de antes viendo unos temas deportivos que siempre me importaron. Me contacté con el delegado de nosotros para que se la jugara para que Colo Colo juegue y no desaparezca. A mitad de febrero nos pusimos a la orden del profesor y me junté con la gente del Club Social: Ignacio Franjola, Diego Fuenzalida, Mauricio Valenzuela, Ignacio Durán que son del comité de deporte. Teníamos una muy buena relación y trabajando en conjunto", comenzó diciendo Zúñiga.

Luego, contó como comenzó todo este terrible momento que lo postergó completamente: "Jugamos amistosos, en el primer partido hice un gol, me vio un hincha y al día siguiente me llama mi profe y me dijo 'a tí te dicen Basay'. Le dije sí y pregunté por qué y fue porque una persona mandó como 150 fotos mías cuando estaba en la Coordinación. Le dijeron que era cercano a Pancho Malo y que fui participe de la agresión a Barticciotto y comentaron todo a su manera de como había pasado todo antiguamente".

Los problemas para el jugador de 29 años, quien además tiene la licencia de entrenador otorgada por la Conmebol, no quedaron allí: "Después se me citó al Club Social con el Comité de directorio y recibimos amenazas que si seguía jugando podían pasar cosas, ya que no querían exponer al equipo, al deporte ni involucrar a Colo Colo en hechos de violencia. Pedí que me mostraran las amenazas, de quien venía y hasta el día de hoy no me mostraron nada".

Colo Colo Zúñiga jugando por Colo Colo futsal / Cedida

Zúñiga no se frenó y apuntó que "ellos me dijeron que preferían que estuviera apartado del plantel y lo entendí. El que estaba más resentido conmigo era Mauricio Valenzuela, porque él estaba el día que ocurrió lo de Barticciotto. Yo fui a todos los entrenamientos, a los partidos de Colo Colo pero sin jugar y no pasó absolutamente nada".

Ante la desesperación de no poder jugar por Colo Colo, el deportista sostuvo que "para apurar el tema, escribí una carta explicando con todos los acontecimientos que me estaban acusando y comentando todo, la entregué en el Club Social y pasaron tres semanas y no me dieron respuesta. Me junté con Marcelo Espina, llamó a Edmundo Valladares, enojado y pidiendo que el jugador de futsal fuera integrado nuevamente y mandó un mail con copia de Blanco y Negro pidiendo mi reitegración, pero no hicieron caso".

Ante el caso omiso que realizó el CSD Colo Colo, reveló que "me junté con Barticciotto la semana pasada y le expliqué toda la situación de lo que había pasado en el 2010 donde le pedí disculpas y me dijo que el Club no debería prestarse para eso. Luego hablé con Valladares, le expliqué mi situación, le di mis argumentos y me dijo que el directorio tenía la misma postura por el tema Barticciotto el que causó revuelo".

Para cerrar, estableció que "el miércoles tuve la última reunión con ellos, con ocho directores presentes. Para ellos el hecho fue muy grave, un tema país, que manchó el nombre de la institución y afectó al pueblo colocolino. Decían que no eran los valores que querían entregar".

"Me dijeron que la Coordinación (de la Garra Blanca) había dejado muchos coletazos y les argumenté que esos temas no tenían que ver y que no era problema mío. Yo jugué mucho tiempo en Colo Colo sin que pasara nada y cuando lo tomó el Club Social pasaron estos acontecimientos", indicó.

El calvario de Zúñiga sigue y parece no tener fin en Colo Colo.

Increíble caso en Colo Colo: Despiden a jugador de futsal por su pasado en la Garra Blanca

El directorio del Club Social decidió desvincular a Mario Zúñiga por un lamentable hecho ocurrió con Marcelo Pablo Barticciotto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo