Duckhee Lee es pura historia: se transformó en el primer tenista sordo en ganar un partido en el circuito ATP

El coreano tuvo un estreno soñado en Winston-Salem, donde derrotó en la primera ronda al suizo Henri Laaksonen.

Por AP

Duckhee Lee lanzó la pelota al aire para su primer saque en un torneo de la ATP y su disparo venció a su oponente sonoramente. El surcoreano de 21 años no oyó. Es sordo de nacimiento.

El primer jugador profesional sordo del tour dice que o quiere ser definido por la discapacidad que ha superado lo suficiente como para jugar al mayor nivel del deporte.

Su primera presentación en un torneo de primer nivel va a durar al menos hasta la segunda ronda. Lee venció al suizo Henri Laaksonen 7-6 (4), 6-1 en la primera ronda del torneo de Winston-Salem, lo que le mereció un match con el tercer cabeza de serie Hubert Hurkacz de Polonia.

Tanto como su victoria en la primera ronda significó para Lee y su carrera, pudiera significar aún más para deportistas sordos en muchos deportes.

"No se desaliente, y si lo dan todo, pueden hacerlo todo, pueden lograr lo que deseen”, dijo Lee, y añadió que no quiere “que la gente se desaliente y se deprima por su discapacidad”.

La capacidad de oír tiene una importancia particular en el tenis. Los jugadores insisten en el silencio para poder escuchar el sonido de la pelota en las cuerdas de sus oponentes e identificar en fracciones de segundo el efecto en el disparo.

Juan Carlos Sáez es castigado con ocho años por no cooperar en investigación de apuestas

El deportista nacional no cooperó en una investigación realizada por la Unidad de Integridad del Tenis, y además, no denunció un acercamiento con una casa de apuestas.

"Nunca sabré lo que es competir de esa manera”, dijo Andy Murray. “Pero él obviamente lo está haciendo muy bien. Así que es un logro increíble”.

"Sé lo importante que es oír en el tenis”, añadió. “Identificar los efectos y ver como si, por ejemplo, yo jugase con audífonos es increíblemente difícil saber la velocidad a la que viene la pelota y el efecto que trae. Nosotros usamos el oído para detectar muchas cosas”.

Lee compensa con la vista, concentrando sus ojos en el swing de oponente, cómo ese jugador hace contacto y la velocidad y el efecto con el que se acerca la pelota hacia él.

Para complicar las cosas, él no habla inglés y lee labios en lugar de usar lengua de signos. Depende de gestos de los árbitros que llaman las jugadas.

Cómo no puede oír los anuncios de los puntos, mantiene la cuenta en la cabeza, lo que puede ser aún más difícil en torneos menores que no tienen pizarras junto a la cancha. Eso llevó a un momento en su debut en las clasificaciones cuando se preparó para sacar cuando el punto ya había sido decidido.

"Pienso que (el árbitro) se olvidó de dar la señal en ocasiones durante el match", dijo. “Yo esperaba que él iba a dar las señales de dentro y fuera”.

El debut en el Winston-Salem es el siguiente escalón para Lee, que comenzó a jugar tenis a los 7 años, un año después de que él se dio cuenta de que era sordo, aunque se le había diagnosticado de muy pequeño.

"La gente se burló de mí por mi discapacidad y me dijo que no debería jugar”, dijo Lee, que añade que su motivación fue “disfrutar mi vida superando mi discapacidad”.

Lee debutó en el ITF Futures Tour a los 14 años y ganó ocho títulos antes de cumplir 18, tras lo cual llegó a tres finales en el Circuito Challenger de la ATP, incluyendo una en junio, cuando perdió ante Dudi Sela en Little Rick. A las canchas en Carolina del Norte llega como 212 en el mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo