De las seis camionetas a los audios públicos: Presente y futuro de la implementación del VAR en Chile

El videoarbitraje prepara su desembarco definitivo en el fútbol nacional. Las semifinales de la Copa Chile serán la instancia en la que se dará el vamos oficial a la tecnología, que en el mediano plazo podría generar transformaciones tan radicales como la extinción de los guardalíneas.

Por Pablo Serey Correa

¿El fútbol chileno se prepara para recibir una revolución? Así al menos lo esperan en la ANFP. En el organismo que preside Sebastián Moreno pretenden que la competencia de nuestro país entre en una etapa consolidada de justicia deportiva con la implementación del videoarbitraje, el connotado VAR, que desde el 2017 viene ganando terreno en distintos lugares del planeta.

Ya se han realizado distintas capacitaciones y en julio se llevó a cabo la Copa VAR, una competencia de fútbol joven en la que jueces chilenos pudieron aplicar los protocolos del sistema. Enrique Osses, en su calidad de presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP, es el encargado de liderar el proceso que traerá el videoarbitraje a Chile y desde esa posición redobla esfuerzos para contar con todas las tareas resueltas a fines de septiembre, para que así el VAR debute de manera oficial a comienzos de octubre, en las semifinales de la Copa Chile.

Actualmente se están certificando los estadios correspondientes, mientras se llevan a cabo pruebas offline con la tecnología de la empresa Mediapro, firma española que implementó el VAR en la Liga y que se ganó la licitación para prestar los servicios de este sistema en todos los partidos de Primera División de Chile en el 2019 y 2020, con un total de 240 encuentros por cada temporada.

Camionetas, operadores y cámaras

Según lo que explica Osses, en términos específicos, el VAR en Chile se llevará a cabo con seis camionetas (tipo Van) que se moverán por todos los estadios en los que se disputen partidos de Primera. En dichos vehículos se instalará la cabina VOR (Video Operation Room en inglés), en la que trabajarán tres árbitros y un operador audiovisual.

"Los camiones con los que actualmente transmite la televisión son seis, esa misma cantidad de camionetas necesitamos, eso fue lo que se licitó con la empresa que se adjudicó el proyecto. Las seis camionetas son iguales, en términos logísticos habrá una camioneta en el norte, otra en el sur y unas cuatro para la Región Metropolitana y alrededores", cuenta Osses.

En cada VOR del fútbol chileno estará el VAR responsable, quien tendrá contacto directo con el juez principal en cancha, el asistente del VAR (conocido por la sigla AVAR) y un segundo árbitro asistente que se encargará específicamente de los fueras de juego. A ellos se sumará el operador de video, quien tendrá como responsabilidad surtir de las imágenes necesarias para que puedan ser revisadas por el cuerpo arbitral.

"Los operadores son gente del área audiovisual, de la televisión, técnicos audiovisuales, que provee el prestador de servicios, pero nosotros, como árbitros y jefes del proyecto, tuvimos que hacer una evaluación. De 15 operadores que se presentaron en primera instancia, aprobaron nueve. La evaluación la hacemos los árbitros y fue positiva en general, pero evidentemente hay gente que hoy no está capacitada", detalla al respecto Osses.

En términos de cámaras, el VAR puede funcionar contando con cuatro desplegadas en distintos puntos del estadio, pero en Chile se comenzará a aplicar con seis por cada partido, aunque el deseo es incrementarlas a ocho por encuentro.

Enrique Osses: "A fines de septiembre deberíamos tener 16 ó 18 estadios aprobados para el VAR"

El presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP se refirió a los últimos avances para implementar el videoarbitraje en nuestro país. Dicha tecnología debutará oficialmente en las semis de Copa Chile.

Transformaciones

En la ANFP apuntan a reforzar la justicia deportiva en la primera etapa del VAR en Chile, por ello asumen que uno de los costos que puede implicar aquello es que los jueces ocupen una buena cuota de tiempo para resolver las jugadas en las que corresponde el uso de la tecnología. En ese sentido, la indicación es clara: todos los minutos destinados al VAR deben ser recuperados en el adicional, por lo que se podría transformar en un asunto habitual que los duelos superen los 100 minutos.

Lo del tiempo será una transformación inmediata, pero a futuro se pueden provocar modificaciones de mayor envergadura. El quehacer de los árbitros y sus correspondientes evaluaciones podrían sufrir cambios radicales. Más allá de lo que pase en Chile con el VAR, el videoarbitraje puede implicar que se extinga la función del guardalíneas, ya que dicha labor se podría realizar desde la cabina.

En términos de evaluación del cometido referil, la Comisión contará con los audios de la comunicación entre el juez principal y el VAR. Eso permitiría resolver importantes asuntos, como, por ejemplo, la denuncia de racismo que hace unos días hizo el defensa de Universidad de Concepción, Alexis Rolín, en contra del árbitro Francisco Gilabert. La idea del equipo que preside Osses es que dichos audios puedan ser públicos en el mediano plazo.

Otra transformación que puede arrastrar el VAR en el fútbol chileno es la presencia femenina en los equipos arbitrales para la competencia masculina. Y eso se podría dar más temprano que tarde. "Hoy las árbitros que fueron al Mundial de Francia están certificadas para estar en la cabina, no en el campo, porque son distintas capacitaciones. Belén (Carvajal), Loreto (Toloza) y Leslie (Vásquez) podrían estar en la cabina, siempre y cuando demuestren rendimiento en Chile", afirma Osses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo