La locura del japonés de Boca no para: Viajó solo a Tailandia para alentar al Xeneize en el Mundial de Futsal

Isamu Kato se hizo famoso el año pasado por viajar 33 horas a Buenos Aires a ver la final de la Copa Libertadores, que finalmente se suspendió por lluvia.

Por El Gráfico Chile

La historia comenzó así. En diciembre del año pasado, el japonés Isamu Kato, fanático hincha de Boca Juniors, se hizo famoso en Argentina tras saberse que había viajado 33 horas en avión para ver la final de la Copa Libertadores entre el Xeneize y River Plate.

Sin embargo, su ilusión quedó echo trizas luego que la Conmebol tuviera que suspender dicho encuentro en La Bombonera debido a las pésimas condiciones del campo de juego producto de la torrencial lluvia que había caído en Buenos Aires. Así, el hincha nipón tuvo que tomar el vuelo de vuelta a Saitama.

Nueve meses después de la lamentable experiencia, Kato vuelve a hacer noticia ¿La razón? El hincha bostero nuevamente volvió a poner a prueba su pasión por Boca, y no dudó en viajar solo desde Japón hasta Bangkok, Tailandia, para alentar al Xeneize en el Mundial de Clubes de Futsal.

Según dio a conocer Olé, Kato viajó solo, alentó con un bombo en el estadio y desplegó lienzos en el gimnasio provocando la sorpresas de los futbolistas argentinos. "Cuando yo empezaba a cantar, los jugadores reaccionaron y después del partido me vinieron a saludar, fue muy emocionante", comentó el nipón al diario argentino.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo