Aníbal Mosa y Marcelo Espina le brindaron su respaldo a Mario Salas dentro del mal presente de Colo Colo

El presidente y el gerente deportivo de Blanco y Negro estuvieron en el entrenamiento de este martes y, una vez finalizados los trabajos, conversaron con el técnico.

Por Pedro Marín Roldán

La derrota ante Cobresal fue un mazazo inesperado para la dirigencia de Blanco y Negro. Cuando todos esperaban vivir una fiesta y que Esteban Paredes anotara su gol 216 para convertirse en el goleador histórico del fútbol chileno, nada de eso ocurrió, Colo Colo perdió por 2-0 y el entrenador Mario Salas se retiró del estadio Monumental entre pifias y cánticos pidiendo su salida.

Es más, tras el compromiso, algunos integrantes del directorio de la concesionaria mostraron su preocupación por el pobre rendimiento del equipo y la nula opción que tienen de lograr el título del Campeonato Nacional, puesto que quedaron a 13 puntos del líder Universidad Católica y, por lo mismo, comenzaron a dudar del trabajo del técnico y se mostraron abiertos a dar por finalizado el proceso antes de tiempo.

Blanco y Negro pierde la paciencia con Mario Salas y su continuidad parece "insostenible" en Colo Colo

Pese a que el presidente Aníbal Mosa respaldó el entrenador, los directores no están conformes y solicitarán una reunión para analizar el presente del equipo.

Sin embargo, las arcas de ByN no son las mejores y despedir al Comandante cuesta un millón de dólares, por lo que será evaluado a fin de año, tal como se lo hicieron saber este martes el presidente de la concesionaria, Aníbal Mosa, y el gerente deportivo, Marcelo Espina.

Tanto Mosa como Espina se hicieron presentes en el entrenamiento de este martes y, tras finalizar la práctica, se reunieron con Salas. Según pudo averiguar El Gráfico Chile, ambos le entregaron su respaldo al técnico para que siga trabajando con calma.

Si bien el presente futbolístico es delicado, porque prácticamente no hay opciones de pelear el título, el mandamás aún confía en el proceso de Salas y por eso le fue a brindar su apoyo en el inicio de la semana de trabajo, donde Colo Colo enfrentará a Everton por el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Chile.

No obstante, una derrota en el Superclásico, el 5 de octubre en el estadio Monumental, podría cambiar el escenario, ya que en ByN no caería para nada bien perder la paternidad de 18 años que ostentan ante Universidad de Chile en Macul.

Salas debe mejorar y tratar de revertir el mal presente futbolístico que muestra Colo Colo, ya que cada partido que juega va empeorando.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo