"Desperté solo en un camión, estaba realmente borracho": Jürgen Klopp y el carrete más hardcore de su vida al mando del Dortmund

El actual DT del Liverpool, reveló para un documental de Amazon las consecuencias de su alocada noche tras conseguir la Bundesliga al mando del Borussia.

Por El Gráfico Chile

Simplemente se le fue de las manos. Ocho años después de que Borussia Dortmund se coronara campeón de la Bundesliga en 2010-2011, el entrenador en ese entonces, Jürgen Klopp, sorprendió al realizar una increíble confesión tras la caótica celebración del torneo: "No recuerdo nada que tenga sentido de aquella noche, estaba realmente borracho".

Es muy común escuchar declaraciones del técnico alemán sin pelos en la lengua y de forma directa,sin embargo nadie se esperaba un relato como éste. La historia la reveló en el documental de Amazon, que revive el último torneo conseguido por los aurinegros.

"No estoy seguro de si alguna vez se lo conté a alguien. De hecho, me desperté en un camión dentro de un garaje. Solo. Lo recuerdo, pero no tengo idea de las horas previas”, manifestó el ahora técnico del Liverpool.

Prosiguió: "Me desperté, salí del camión y me encontré en una gran sala de fábrica. Luego crucé el patio y vi la silueta de un hombre; silbé, porque puedo silbar bastante fuerte, y noté que la silueta se frenó un poco. Así que esperé y vi a Aki Watzke (Hans-Joachim Watzke, CEO de Borussia Dortmund). Así que Aki y yo éramos las únicas personas en este enorme patio”.

En ese instante, en paralelo, se estaba llevando a cabo  una gran fiesta en las calles de Dortmundt (oeste de Alemania) organizada por el club; lo que motivó a los protagonistas a salir rápidamente del lugar.

"Aki detuvo un viejo camión Mercedes en el camino. Era un tipo turco. Aki le dijo: ‘Llévanos al Italiano’. ‘No, no te llevaré allí’ respondió el tipo. Entonces, Aki se metió la mano en el bolsillo, encontró 200 euros y pregunta: ‘¿Lo harás?’. Él vio el dinero y contestó de manera afirmativa, relata Klopp.

"Aki se sentó al frente, yo me recosté. Intenté seguir durmiendo con mi cabeza hacia un lado, estaba un poco cansado. Pero comencé a escuchar 'cluck, cluck, cluck'. ¿Qué está pasando aquí? Pensé que lo había soñado, pero no. El baúl estaba lleno de pollos…", cerró.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo