Un gigante Nadal derrotó a un guerrero Medvedev, ganó el US Open y acecha a Federer como el más ganador de Grand Slam

El español se quedó por cuarta vez en su carrera con el certamen estadounidense y levantó su major 19, quedando a uno del suizo, luego de un partido emocionante.

Por El Gráfico Chile

Rafael Nadal Perera (2º de la ATP). 3 de junio de 1986. 33 años. Español. Profesión: crack. El zurdo dio una vez más muestra de toda su garra y se quedó de manera sufrida con el US Open, luego de vencer en la final al joven ruso Daniil Medvedev (5º).

En un partido sencillamente brillante para el de Manacor, donde hizo valer todo su prestigio y experiencia, se quedó con la victoria en el cemento de Flushing Meadows por 7-5, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-4, para así ganar por cuarta vez el torneo que se disputa en Nueva York, con lo que llegó a 19 major en sus vitrinas, sólo uno menos que un "tal" Roger Federer.

El cotejo arrancó muy duro para el multicampeón hispano, porque el jugador de 23 años tenía ganas de aguarle la fiesta y levantar su primer grande, pero como suele ser Nadal dio vuelta las acciones, porque se repuso a un quiebre en el tercer game y con empuje y cabeza se llevó la primera manga, luego de angustiantes 64 minutos. Rompió en el duodécimo juego para dejar en claro quién manda.

Perder el primer parcial fue un mazazo para Medvedev, porque tras luchar mucho y tener chances, se quedó sin nada. Algo muy parecido le ocurrió en la semifinal a Berrettini ante Nadal, que luego de ceder el primero se fue de la cancha, algo así le pasó al moscovita, porque no levantó cabeza y un sólo break en el segundo dejó la victoria en bandeja para el hincha de Real Madrid.

Nadal Nadal empezó con un tremendo ritmo / Getty

Apareció Cyborg

Con un 2-0 arriba todos pensaban que la "leche estaba cocida", que la estrella 19 empezaba a brillar en el cielo de la Gran Manzana, más aún cuando Nadal quebró en el quinto juego del tercer set, pero ahí algo despertó en el ruso, que se repuso de inmediato y rompió de vuelta, volviéndose aún más competitivo que en el inicio del lance.

El ruso empezó a prenderse, a pasar todo nuevamente, tipo "frontón" y encima probó con atacar al español. Eso le permitió emparejar las acciones y alargar una definición a un cuarto set, porque en el tercero, luego de una hora y tres minutos, con un drive potente desarmó a Nadal para hacer vibrar a los hinchas que llenaron la cancha Arthur Ashe.

Medvedev El ruso levantó su nivel / Getty

La cuarta manga fue un manojo de nervios. Ambos jugadores estaban a full. Uno con hambre de sumar su grande 19 y el otro el primero. Se sucedieron los puntos de quiebre a favor de cada lado, pero no fue hasta el décimo game cuando uno de los dos iba a apretar el puño. Fue Medvedev, que con un revés paralelo impresionante hizo gozar a la parcialidad norteamericana, que se "dio vuelta la chaqueta" y alentaba con todo al de Moscú.

El apoyo del público quizá tenía otro significado, más que ir por el joven, muchos alentaban al Cyborg porque pensaban en el récord de Grand Slam de Roger Federer, que empieza a tambalear gracias a la grandeza de Nadal.

Quinto y a sufrir

El set definitivo empezó con la misma tónica de los dos anteriores, el ruso jugando mejor y con chances de rompimiento, sin embargo todos sabemos que Nadal es un "escapista" y salvó tres break points. Eso le dio ánimo al 2 del mundo y en el quinto game, donde vuelta las acciones, quebró el servicio para nuevamente encaminar una victoria que en un momento se vio fácil.

La "Fiera" olió sangre y no saltó a su rival, puso encima toda su experiencia y punto a punto construyó una victoria memorable, que quedará en la historia y dirá que puso a Rafael Nadal a uno de Roger Federer.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo