Rueda vuelve al país del que se fue entre lágrimas: "Nos sentimos tocados, no es común ver llorar a un hombre y mucho menos a él"

El colombiano regresa a Honduras, su segunda patria. En su conferencia de prensa de despedida, en el 2010, no pudo contener la emoción.

Por Juan Ignacio Gardella

El 28 de julio del 2010, Reinaldo Rueda ofreció una atención a los medios para despedirse de la selección hondureña, a la que había clasificado a un Mundial después de 28 años -al de Sudáfrica 2010, donde perdió en la fase de grupos por 1-0 ante Chile, su rival de este martes en un amistoso en San Pedro Sula-. Tras varias consultas, llegó un momento poco visto en el mundo del fútbol.

"Es como hablar con mis hijos, ¿no?, porque…". Al pronunciar estas palabras, el colombiano no pudo contener las lágrimas al frente de los presentes en la sala.

Claro, se iba de su segunda tierra, del país que le había dado la nacionalidad por gracia en enero de ese año. El Congreso de Honduras se la otorgó por "un gran servicio prestado a la patria".

Carlos Castellanos, periodista del diario deportivo local Diez, estuvo en esa rueda de prensa. Contactado por El Gráfico Chile, rememora esa llamativa jornada.

"Recuerdo que ese día estaba junto a todo su cuerpo técnico y, después de varias preguntas, recordó a su familia y luego se le cortó la voz", evoca el profesional. "Hasta tomó agua para tranquilizarse, pero no pudo y comenzó a llorar", complementa.

"Con los colegas nos sentimos tocados", prosigue el comunicador. "No es común ver llorar a un hombre y, en este caso, mucho menos a Rueda y en conferencia", agrega.

Todo eso fue consecuencia de lo vivido anteriormente, pues Rei tuvo un trato cercano con el periodismo en suelo catracho. Sus familiares también generaron un estrecho lazo con ese pueblo centroamericano.

"Aquí tuvo una buena relación con nosotros, muy accesible", explica Castellanos, quien cierra: "Siento que le agarró mucho cariño a Honduras y su familia también, sus hijas sobre todo, y ese día las recordó a ellas y fue ahí donde lloró". Ahora vuelve a esa nación, donde seguramente la emoción volverá a tocarlo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo