Con una medalla de oro incluida: Los hitos que marcan el mejor momento del voleibol chileno

Los buenos Juegos Panamericanos que incluyeron la medalla dorada de los primos Grimalt, además del bronce sudamericano en voleibol sala, ilusionan a la federación con sus primeros Juegos Olímpicos.

Por Nicolás Valenzuela Mora

Con el tercer lugar en el Sudamericano se cerró un año glorioso para el voleibol chileno. El elenco nacional volvió al podio luego de 26 años, en una temporada donde además volvió a los Juegos Panamericanos y se sumó el primer oro para el deporte con los primos Grimalt.

Para Jorge Pino, presidente de la Federación de Voleibol de Chile, "este no es el mejor año, es el mejor momento del voleibol chileno. Es el momento que podamos capitalizar todo esto, estamos con la liga femenina y la masculina, queremos traer a la empresa privada y a los medios de comunicación para mostrar nuestro deporte", según conversó con El Gráfico Chile.

Oro de los primos Grimalt

Marco y Esteban Grimalt lograron algo histórico en Lima 2019. Los representantes chilenos del voleibol playa ganaron la primera medalla de oro panamericana para la federación chilena.

El binomio chileno comenzó derrotando a México, Nicaragua y Canadá para quedarse con el primer lugar del grupo, asegurando quedar libre en los octavos de final. Ya en la ronda de los 8 mejores vencieron a Cuba y en semifinales nuevamente a los canadienses.

En la final nuevamente se encontraron con la dupla mexicana y en un duro partido se impusieron 2-1 en 53 minutos de juego, colgandose su primera presea dorada.

Retorno a los Juegos Panamericanos en salaLos 

Tuvieron que pasar 48 años para que la selección de voleibol sala de Chile volviera a unos Juegos Panamericanos. Desde Cali 1971 a Lima 2019, el equipo de Daniel Nejamkin devolvió la disciplina a la competencia más importante del continente. Y lo hizo con su mejor participación histórica.

Si en Colombia habían alcanzado el sexto lugar, en Perú llegaron hasta semifinales, donde cayeron 3-1 dando pelea ante una potencia como Argentina, que terminó ganando el oro, mientras que en la lucha por el bronce no pudieron ante Brasil, los actuales campeones olímpicos en Río 2016, de igual forma logrando un histórico cuarto lugar.

Además de las buenas actuaciones en la parte final, el periplo de la Roja incluyó el histórico triunfo ante Estados Unidos por 3-1 y ante México por el mismo marcador en la fase de grupo.

Bronce Sudamericano

Luego del gran Panamericano, el sexteto nacional llegaba con grandes expectativas al Sudamericano de voleibol donde fueron locales. Desde 1993 que la Roja no alcanzaba un podio, por lo que el gran objetivo era ganar una medalla.

Y así lo hicieron. El elenco nacional comenzó el torneo con dos grandes victorias 3-0 sobre Bolivia y Perú, clasificándose a las semifinales a falta de una fecha para cerrar el grupo B, disputado en el Estadio Nacional. Pero la derrota 1-3 ante Venezuela demostró que no sería fácil.

En la siguiente fase el equipo de Nejamkin cayó 3-0 ante un contundente Brasil, pero mejorando notoriamente su juego, lo que sumado al gran apoyo de las 4 mil personas que llegaron hasta Gran Arena Monticello, hizo que el elenco chileno lograra un gran voleibol para derrotar a Venezuela y quedarse con el bronce.

Ahora el gran desafío de la Selección chilena de voleibol será el preolímpico de enero del próximo año, donde Chile será local gracias al tercer puesto conseguido y, sin Brasil y Argentina, se abre una opción real de ir por primera vez a unos Juegos Olímpicos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo