La jornada para el olvido de Thibaut Courtois en la Champions League: Fue reemplazado, pifiado y vomitó en camarines

Incluso, el portero del Real Madrid, que protagonizó una opaca actuación ante Brujas, ni siquiera fue capaz de conducir su vehículo de vuelta a casa.

Por El Gráfico Chile

El arquero del Real Madrid, Thibaut Courtois, vivió una jornada realmente para el olvido ante el Brujas de Bélgica por la segunda fecha de la fase de grupos de la Champions League.

El portero belga fue reprobado por todo el estadio Santiago Bernabéu luego de los goles que recibió por parte de la visita y en los que tuvo más de alguna responsabilidad.

Tras un catastrófico primer tiempo, donde el Brujas se fue al descanso 2-0 arriba, el técnico Zinedine Zidane sorprendió al reemplazarlo por Alphonse Areola en el inicio del complemento a Courtois quien se fue con una lluvia de pifias al banco de suplentes.

Pese al polémico cambio más tarde trascendió que la salida del portero belga se debió a problemas de salud. En el entretiempo Courtois había sufrido mareos en el camarín y hasta incluso vomitó minutos antes de volver a la cancha.

A tal punto llegó su malestar físico, que el guardameta ni siquiera pudo manejar de vuelta a casa, por lo que tuvo que ser llevado por un familiar en su automóvil.

Tras el 2-2 final, Zidane respaldó al ex Chelsea: "Estaba mal y no podía continuar en la segunda parte (…). En la primera parte podemos culparlo a él, pero fuimos todos culpables, yo el primero", señaló el DT merengue.

Real Madrid se salvó en el último minuto de una "noche de Brujas" en la Champions League

Los merengues lograron empatar ante el Brujas de Bélgica como locales gracias a cabezazos de Sergio Ramos y Casemiro y están últimos en el grupo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo