El Gráfico Chile

El regreso a la titularidad de Johnny Herrera en la U genera caos y división en el directorio de Azul Azul

Parte de la mesa directiva no está de acuerdo con la medida tomada por Hernán Caputto, avalada por Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas. Su rendimiento en cancha tampoco lo acompaña.

El técnico Hernán Caputto ratificó el regreso a la titularidad de Johnny Herrera en el arco de Universidad de Chile para el Campeonato Nacional, luego de más de cinco meses siendo suplente del guardameta argentino-chileno Fernando de Paul. Debido a la necesidad de contar con gente experimentada para la compleja tarea de salvarse del descenso, el ex seleccionador nacional sub 17 se inclinó por el angolino de 38 años para entregarle un carácter diferente al equipo laico.

A pesar de que De Paul fue la figura de la U en muchos compromisos en los que su equipo mereció menos de lo obtenido, tanto Caputto como la dupla de directores deportivos -compuesta por Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas– llegaron al consenso de que los universitarios necesitaban mucho más que un buen atajador, que era necesario alguien que pudiera ejercer liderazgo y entregar tranquilidad cuando los partidos estuvieran en un momento álgido o en desventaja.

Todo esto, más de cinco meses después de la controversial salida de Herrera del equipo estelar por decisión del ex entrenador laico, Alfredo Arias, quien les comentó a sus superiores la necesidad que tenía su escuadra de darle una oportunidad a De Paul. Aunque la medida era muy polémica, debido a la importancia de Herrera en el club, parte de la dirigencia de Azul Azul estuvo absolutamente de acuerdo en comenzar a quitarle protagonismo al arquero, considerando que no lo tenían en sus planes para la temporada 2020.

Dado lo anterior, y según contaron a El Gráfico Chile, el regreso a la titularidad de Herrera ha generado mucha molestia en ese mismo sector de la plana directiva, donde están furiosos con la resolución que tomó Caputto. Además de que consideran que De Paul debe seguir teniendo continuidad para no generar un desorden en el equipo, no están conformes con las constantes actitudes de superioridad que ha tenido el guardameta durante sus últimos años en la U y, además, tampoco están satisfechos con su bajo rendimiento este año.

De un total de 11 partidos jugados durante el presente Campeonato Nacional, Herrera ha ganado uno, empatado cuatro y perdido seis. Dentro de esos compromisos, le convirtieron 21 goles (1.9 por duelo) y eso lo hizo promediar un 21% de rendimiento. En cambio, su rival en el arco ha tenido mejores números y eso, para ciertos directores, lo justifica para mantenerse como titular. De sus 12 encuentros disputados, el ex San Luis de Quillota ganó dos, empató ocho y perdió dos. En total, recibió 16 tantos (1.3 por match y acumula un rendimiento de 38.8%.

Aunque los números no lo acompañan y sus polémicos dichos tampoco ayudan, Goldberg y Vargas finalmente ayudan para apaciguar los ánimos con respecto a la titularidad de Herrera en el Centro Deportivo Azul, justificándola con la buena presentación que tuvo el equipo en la goleada por 4-1 para la remontada sobre Cobresal en los cuartos de final de la Copa Chile.

Sea como sea, la U volverá a tener a su máximo referente y último ídolo bajo los tres tubos, justo para la denominado «Súper Final» frente a Deportes Iquique de este jueves (21:00 horas) en el Estadio Nacional, que podría ser vital para las pretensiones de ambos equipos de salvarse de descender a la Primera B.

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos