Sin descensos, 32 equipos y tablas separadas: La Superliga que toma fuerza para el día decisivo del fútbol chileno

El Consejo de Presidentes de este viernes, en el que se dará por finalizada la temporada 2019, debe acordar el sistema de campeonato para el próximo año.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Pablo Serey Correa

Este viernes 29 de noviembre será un día decisivo para el fútbol chileno. El Consejo de Presidentes que se llevará a cabo a partir de las 10:30 en la sede de la ANFP debe decidir el término anticipado de la temporada 2019 (ya se cuenta con los votos necesarios para aprobar esa moción) y acordar el sistema de campeonato para el 2020.

En dicho escenario, la directiva encabezada por Sebastián Moreno ha hecho intensas negociaciones con los clubes para llegar al Consejo de este viernes con terreno avanzado en cuanto a la determinación que se debe tomar para el próximo año. En ese sentido, la idea de la Superliga toma fuerza en Quilín.

A diferencia de la propuesta hecha en la sesión del martes, en la que se propuso la Superliga pero sin tratativas previas ni mayores certezas en cuanto a los detalles de su funcionamiento, para este viernes existen planteamientos concretos que han generado adhesión entre gran parte de los clubes.

La ANFP propone hacer una transición hacia el próximo año sin descenso en sus dos primeras categorías y con los 32 equipos que durante 2019 estuvieron en Primera y en la B dar forma a una Superliga. En dicho certamen, jugarán todos contra todos en 31 fechas (con localías sorteadas) y sumarían en tablas paralelas.

Bajo dicho formato, en diciembre de 2020 la tabla de Primera debe arrojar al campeón del fútbol chileno, los clasificados a las copas internacionales y dos equipos que deben descender. La tabla de Primera B, en tanto, debe entregarle el ascenso a los dos primeros lugares y el descenso a Segunda al colista.

Otro aspecto considerado para la Superliga es que el logro deportivo del 2019 tenga valor para competir el próximo año. Para eso se baraja la alternativa de un coeficiente de rendimiento (dividiendo los puntos obtenidos por las fechas disputadas en este año) o mediante una bonificación de puntos.

La lucha de Santiago Wanderers

Santiago Wanderers es el principal detractor de la fórmula de Superliga para el próximo año, ya que al no existir ascenso ni descenso, su campaña como líder en la B no se verá debidamente compensada. "El esfuerzo que hemos hecho como club tiene que tener recompensa y no ser tirado por la borda", reclamó el presidente caturro, Rafael González.

La justicia deportiva que exigen en Valparaíso también está ligada a un aspecto económico. Hoy Wanderers, como equipo que milita en la B, percibe una mensualidad de 80 millones por concepto de CDF. Si asciende, pasará a recaudar 195 millones por mes. Y en la propuesta de la Superliga de la ANFP, no se contempla hacer modificaciones al ítem Canal del Fútbol, por lo tanto, en 2020 los montos para los clubes por CDF serán los mismos que este año.

El no contemplar ascensos ni descensos no sólo genera perjuicios en Santiago Wanderers y Deportes La Serena (primero y segundo en la B, respectivamente), también en San Marcos de Arica, líder de la Segunda División, que reclama su derecho a ascender a la B al dar por cerrada la temporada 2019. Sin embargo, los nortinos no participan del Consejo de Presidentes, a diferencia de Wanderers que hará una propuesta para poder jugar en Primera el próximo año.

El planteamiento del Decano es mantener el sistema de campeonato de este año para el 2020, es decir, dos divisiones de 16 equipos con torneos de 30 fechas cada una, considerando dos descensos y dos ascensos entre categorías de acuerdo a los resultados del 2019.

¿Qué se necesita para cerrar el actual Campeonato y empezar el del próximo año?

Los estatutos de la ANFP son claros en que para modificar las bases de un torneo en curso, se debe tener el famoso quórum de 4/5, mientras que para aprobarlas desde un inicio, se requieren 2/3.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo