La UC vencía por 2-0 a Colo Colo cuando un petardo hirió a Nicolás Blandi y obligó a suspender el partido

Los "Cruzados" se pusieron arriba tras el descanso. Poco después del segundo gol, el delantero terminó en el pasto por un proyectil y hasta ahí llegó el encuentro.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nicolás Valenzuela Mora

En un partido que ya era muy interrumpido, producto de las bombas de ruido y del VAR, Universidad Católica vencía por 2-0 a Colo Colo en el estadio Monumental, hasta que un petardo cayó cerca de Nicolás Blandi. Por ello, Piero Mazza se vio obligado a suspender el encuentro cuando iban alrededor de 70'.

El choque arrancó con una intensidad frenética. De hecho, ni siquiera iban siete minutos y la UC ya había tenido tres opciones claras, con un cabezazo de Fernando Zampedri, un remate de distancia de Edson Puch y un desborde de este último.

Los "Albos" respondieron por intermedio de Leonardo Valencia y Óscar Opazo. El duelo era de ida y vuelta en Macul.

Hasta que, llegando a los 20', las manifestaciones en una de las tribunas obligaron a detener el match por un buen rato. Al reanudarse, se notó la pérdida de ritmo de los jugadores.

Sólo llegando al final del primer tiempo volvió a encenderse el juego. Juan Manuel Insaurralde estrelló la pelota en el travesaño y en el contragolpe, "Comando" fue derribado claramente en el área, pero el árbitro decidió no cobrar penal, pese a que consultó el VAR.

 

La UC marcó la diferencia antes de la suspensión

El complemento arrancó tal como el primer tiempo, con la "Franja" atacando. Claro que esta vez sí lo reflejó en el marcador, ya que iban poco más de 30 segundos cuando Gastón Lezcano sacó un centro desde la derecha que fue cabeceado por Luciano Aued para poner el 1-0, con la pelota pasando entre las piernas de Brayan Cortés.

La UC no se conformó con la mínima ventaja y siguió buscando el arco rival. Y tuvo su premio mediante la "ley del ex", ya que César Pinares robó un balón, se fue sin nadie que le saliera al paso y disparó cruzado para el 2-0, a los 69', celebrándolo con todo.

Cuando el público gritaba "Salas ya se va", un petardo cayó cerca de Blandi, éste se lanzó al pasto herido y hasta ahí llegó el partido. Otra vez, la violencia le ganó al fútbol.

Loading...
Revisa el siguiente artículo