Columna: Un Cuento Chino

Ríos era mucho más "cabrón" con las "lucas". Expuso a Garin, Tabilo y Barrios, y manchó la imagen de un presidente de la Fetech que acaba de pagar la deuda histórica de la Copa Davis.

Por Juan Ignacio Gardella

Un embuste, una mentira, fue la acusación que hizo Marcelo Ríos sobre Sergio Elías, presidente de la Federación de Tenis de Chile, cuando éste le comunicó que no formaría parte de la delegación que viajará a Suecia para jugar la Copa Davis.

El timonel explicó que las pretensiones económicas del manager de Cristian Garin subieron, dado su nuevo estatus, y que por eso había que abaratar costos, por lo que llevar dos ayudantes técnicos -también está Jorge Aguilar, muy cercano a "Gago"- era exagerado.

Todo suena bastante lógico, de hecho, el zurdo era mucho más "cabrón" en su época con las "lucas", pero fiel a su estilo, ventiló el problema antes de aclararlo internamente -porque, obviamente, hubo un error de comunicación- y se robó el protagonismo justo en el mejor momento del "Tanque", en medio de un ATP chileno que costó seis años recuperar y en la previa de una serie compleja por la "Ensaladera de Plata".

Unos días antes, en una entrevista a La Tercera, había ninguneado al entrenador de "Cris" -"¿cómo se llama?"- y había "matado" al coach de Alejandro Tabilo y Tomás Barrios, tres de los cuatro tenistas que originalmente viajarían a Estocolmo, poniéndolos en una situación incómoda.

No conforme con eso, expuso a "Bam Bam" en pleno desarrollo del torneo criollo y manchó la imagen de un mandamás de la Fetech que por esas horas acababa de pagar todas las deudas históricas con todos los jugadores coperos, algo que ninguna administración había hecho.

Una vez más, el foco estuvo fuera de la cancha, porque el "Chino" escribió un cuento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo