Turquía cede a la presión y ya casi no hay fútbol en el mundo: "Era egoísta, somos personas y también tenemos familias"

Cristóbal Jorquera, volante del Fatih Karagumruk, celebra la esperada decisión. Bielorrusia y Australia se niegan a parar.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Juan Ignacio Gardella

El fútbol está detenido prácticamente en todo el planeta por el coronavirus. Hasta este jueves, llamaba la atención que todavía se siguiera jugando en Turquía, un país que, si bien está lejos de los primeros puestos en el ranking de casos, ya rondaba los 200 contagiados y lamentaba dos muertos.

La presión por parar la pelotita fue fuerte y, por ejemplo, el nigeriano John Obi Mikel renunció al Trabzonspor, luego de que la Federación local anunciara en un principio que continuaría adelante, pese a la pandemia. "No me siento cómodo y no quiero jugar en esta situación”, lanzó.

"No quiero jugar al fútbol en esta situación": Obi Mikel pone la vida y su familia por sobre todo

El experimentado futbolista nigeriano protestó en contra de la continuidad de la Superliga en Turquía en medio de la pandemia del coronavirus. Finalmente rescindió su contrato en el Trabzonspor.

Antes de que se conociera la cancelación, se sumó a las críticas uno de los referentes de la Superliga doméstica, el colombiano Radamel Falcao. "Gente muriendo en todo el mundo y nosotros estamos hablando de jugar fútbol. Cuídate y quédate en casa”, reclamó el delantero del Galatasaray.

Falcao explota contra la liga turca: "Gente muriendo y nosotros hablando de fútbol"

El delantero colombiano no escondió su molestia por del fútbol turco de seguir jugando pese a la crisis mundial por coronavirus.

En ese campeonato juegan cuatro chilenos: Enzo Roco, Mauricio Isla, Cristóbal Jorquera y Junior Fernandes. El volante formado en Colo Colo intenta explicar por qué los turcos fueron casi los últimos en suspender la actividad.

“No se entendía que fuera la única liga de la UEFA que siguiera jugando, por eso se creó una presión extra para posponerla”, cuenta a este medio el jugador del Fatih Karagumruk. “Seguramente era porque acá el fanatismo es tan grande y lo viven a mil, que lo veían como lo único positivo para estar en casa. Era un poco egoísta por parte de ellos, porque nosotros somos personas y tenemos familias también. Y no estamos ajenos a que nos contagiemos”, complementa.

 

¿Dónde se sigue jugando?

Detenida la liga turca, es difícil encontrar lugares donde la pelotita siga rodando. Uno de ellos es Bielorrusia, donde este jueves ya hubo partidos y también hay programados para el viernes.

En Australia, la temporada arranca hoy y las autoridades así lo confirmaron, aunque a puertas cerradas. “El fútbol es resiliente y encontrará el camino”, justificó Gillon McLachlan, jefe ejecutivo de la competición.

Palestina, Baréin y Singapur eran otras naciones donde seguía habiendo encuentros programados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo