El coronavirus "contagia" al bolsillo de los clubes de la Segunda División Profesional

La categoría tuvo que retrasar su inicio producto del Covid-19, por lo que durante marzo no generarán ingresos, complicando el pago de sueldos. Desde el Consejo de Presidentes todavía se estudia la idea de la ayuda económica a una división que no recibe dineros del CDF.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nicolás Valenzuela M.

La crisis del coronavirus paralizó el fútbol chileno, por lo menos, hasta abril, lo que detendrá el Campeonato Nacional y la Primera B, además de las competencias femeninas, y también atrasará el inicio de la Segunda División Profesional.

Un grave problema para los clubes de la tercera categoría del balompié nacional, ya que los ingresos que reciben son principalmente estando en competencia. Así lo confirma Marcos Álvarez, presidente de Deportes Linares, ya que "la suspensión no nos permite seguir funcionando. En nuestro caso, el ingreso por borderó es cerca de un 40%, entonces, no tener eventos nos afecta. En marzo, ningún club va a tener ingreso, lo que hará muy complicado el pago de sueldos de abril. Tenemos más preguntas que respuestas".

Durante el estallido social de octubre, desde el Consejo de Presidentes de la ANFP nació la idea de entregar aportes solidarios para una división que no recibe platas del CDF. "Todavía no hay nada concreto, sólo fue un comentario que se hizo en el Consejo. La próxima semana estaremos tomando contacto con otros presidentes", avisa Álvarez.

"Por ahora hay una comisión de la ANFP trabajando en el apoyo financiero a la categoría, pero sería importante que se aclare lo más rápido posible, porque aún no tenemos claro cómo serán esos aportes", complementa Felipe Sáez, gerente general de Fernández Vial.

Para el presidente del Sifup, Gamadiel García, "los efectos secundarios que podamos tener son los mismos que vivirán muchos pequeños y medianos empresarios en nuestros país", agregando que precisamente "los mayores conflictos en este tipo de situación se viven en la Segunda Profesional, con equipos que quieren seguir entrenando, a pesar de las peticiones que ha entregado la autoridad. Veremos cómo se comportarán en el pago de remuneraciones. Eso se verá una vez llegado fin de mes".

En la Octava Región explican que detener la competencia afecta "incluso más que empezar sin público". Desde el conjunto "Aurinegro" aseguran que "en nuestra división se juega poco, por lo tanto, tratamos de concentrar nuestra preparación para los meses de competencia. Atrasarnos un mes alarga los costos de operación sin tener retornos y a eso hay que sumarle la incertidumbre".

Eso sí, el "Almirante" tiene la ventaja de haber jugado la "Noche Aurinegra", lo que le permitió "bajar la presión del público. Llevamos cinco meses sin competencia, por lo que los amistosos de pretemporada sirvieron para mostrarle a la gente el trabajo que se está haciendo, sobre todo en la campaña de abonados que llevamos adelante".

Lo mismo con Deportes Concepción y su "Noche Lila", donde, además, tomaron serias medidas en materia sanitaria, entregando un instructivo a sus jugadores para que sigan con entrenamientos desde sus casas, junto a una serie de recomendaciones a los trabajadores de la institución, mientras que en Linares no reciben prensa y a los trabajadores mayores de 65 años cercanos al club se les despachó a sus hogares.

Si bien antes de iniciar el torneo las distintas instituciones deben entregar una garantía para pagar los sueldos en el caso de no tener los dineros, el coronavirus golpea más fuerte a los clubes que tienen menos recursos y que no podrán generar ingresos, por lo menos, hasta abril… si es que la pandemia permite que vuelva el fútbol.

chi
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo