El fútbol femenino mundial clama por más apoyo

El sindicato internacional de futbolistas entregó un informe donde desliza la idea de un golpe severo para la actividad por la crisis del coronavirus.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por AP

El fútbol femenino ha crecido notablemente, pero las jugadoras necesitan un mayor apoyo, incluidos mejores salarios y estándares laborales, recalca un informe sobre el tema.

Con base en sondeos efectuados entre jugadoras en todo el mundo, el reporte fue presentado el miércoles por Fifpro, el sindicato internacional de futbolistas.

El informe muestra que los salarios pagados por los clubes aumentan en general. Si se retira el 5% de los salarios más altos y la misma proporción de las remuneraciones más bajas, los sueldos promedio que pagaron los clubes a las encuestadas aumentaron de unos 2.350 dólares mensuales en 2016 a 3.980 en 2018.

Sin embargo, el 3,6% de las jugadoras indicó que no percibe salario.

La divulgación del informe ‘Raising Our Game’ fue pospuesta por la pandemia de coronavirus y llegó casi dos semanas después de que el mismo sindicato advirtió que la crisis de salud podría constituir “casi una amenaza a la existencia” del fútbol femenino.

Algunos efectos se han resentido ya. El martes, el club de mujeres AFC Fylde fue desmantelado. Se trató del primer equipo en desaparecer en medio de la debacle financiera causada por la suspensión de los eventos deportivos en toda Europa.

Otro club, el Reading, colocó esta semana a su equipo de mujeres bajo un plan gubernamental para dar licencia a los trabajadores. Se trató del primer club de la máxima división femenina en el país que se acogió al plan.

Para estructurar su informe, Fifpro entrevistó a seleccionadas de países representados en el Mundial del año pasado en Francia. En la encuesta participaron también jugadoras de otras selecciones.

Respondieron 186 jugadoras de 18 países diferentes. Fifpro solicitó además información de las 24 federaciones representadas en el Mundial y de las seis confederaciones que forman la FIFA.

De acuerdo con el reporte, el 54% de las jugadoras dijo que sus equipos no contaban con personal adecuado de apoyo, y el 61% reconoció que desconocía si su club había definido una estrategia encaminada al crecimiento del fútbol de mujeres.

El fútbol femenino no puede seguir los pasos del deporte de hombres ni colocarse en la posición de una hermana menor”, indica el reporte. “Debemos aprender de los retos y oportunidades que hemos visto desarrollarse en toda la industria del fútbol, y usar este conocimiento para sentar las bases de un mercado global sustentable del empleo, basado en ambientes saludables y seguros de trabajo”, añade.

El fútbol femenino había seguido una trayectoria ascendente, destacó el reporte, gracias al impulso de inversiones y a convenios destacados de patrocinio con corporaciones como Barclays, Visa y Budweiser.

Sin embargo, la asistencia de espectadores a los encuentros no ha reflejado ese crecimiento. La afluencia total de aficionados en la Copa del Mundo cayó de su máximo histórico de 1.353.506 en 2015 —cuando el Mundial se expandió de 16 a 24 selecciones— a 1.131.312 durante el verano pasado en Francia.

La liga nacional de fútbol de mujeres en Estados Unidos y la primera división de Francia fueron los únicos torneos profesionales de relevancia donde hubo un aumento en el número de espectadores el año pasado. Han surgido otras historias de éxito, como el encuentro del año pasado entre el Atlético de Madrid y el Barcelona, que atrajo una cifra sin precedentes para un duelo de fútbol femenino, con 60.739 aficionados.

La audiencia televisiva para los eventos principales de fútbol de mujeres está creciendo. Llegó a 993,5 millones para el Mundial del año pasado —contando las audiencias de medios digitales, la cifra llegó a 1.120 millones.

Para la final en Francia, el público aumentó 56% respecto del encuentro por el título en 2015. El reporte mencionó también que nuevos canales de medios han dado más visibilidad al fútbol femenino.

Loading...
Revisa el siguiente artículo