Dos o tres kilos, el máximo sobrepeso tolerable para los futbolistas cuando termine la pandemia

Los preparadores físicos Hernán Torres y Sebastián Fabres explican que se necesitará un mes para acondicionamiento de los jugadores antes de la competencia.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Diego Espinoza Chacoff

La suspensión del fútbol a causa obligó a todos los clubes chilenos a seguir con las prácticas de forma muy diferente a la tradicional. La cuarentena sugerida para todas las regiones del país hizo que los equipos nacionales dejaran los centros de entrenamientos y trasladaran los trabajos para sus casas. 

Por eso y el reducido espacio con el que cuentan los futbolistas en sus hogares, ha obligado a los preparadores físicos a ingeniárselas con nuevas ideas que eviten el aumento de peso en los jugadores. Un alza que –a pesar de todas las recomendaciones médicas, físicas y nutricionales- se espera que se dé cuando vuelvan las prácticas en conjunto.

Para ello, diferentes elencos nacionales han conversado con sus planteles del tema y llegaron al acuerdo de permitir un pequeño margen de desequilibrio en la balanza, pero que no podrá superar el máximo de dos o tres kilos. Si el aumento de peso es mayor, serán sancionados económicamente. 

“En el caso nuestro, será hasta dos kilos el máximo de aumento permitido y, después, hay multa. Sé que es difícil mantener el peso para todos, pero ¿te imaginas? Un jugador llega con seis kilos de más y dice que es culpa de la pandemia. Me parece que no. Una cosa es el encierro y otra cosa es que tú seas poco profesional. Son cosas distintas”, asegura el preparador físico de Deportes Antofagasta, Hernán Torres.

“Es que ya me imagino el poco tiempo que vamos a tener. La televisión va a querer retomar todo rápido para recuperar lo que perdió. Entonces, tenemos que hacer reacondicionamiento rápido también. ¿Y me llegas con cinco kilos de más? Lo que tendría que hacer es bajarte esos cinco kilos y después ahí prepararte para la competencia. No ni ahí. No te da”, agrega el exPF de la selección chilena.

Dentro de las principales razones en que Torres explica el aumento de peso radica el poco espacio de movilidad de los jugadores, pero también de la mala alimentación que tenemos en Chile en general.

“Acá está cultura del pan y todos están comiendo la misma comida que su familia. Entonces, tú ¿te imaginas que, en una once, (e lateral antofagastino Nicolás) Peñailillo come queso fresco con cinco galletas de agua mientras los demás comen marraquetas con huevo? No, no pasa eso. Me siento en la misma mesa con la misma comida con mi familia y es normal, pero también se necesita un esfuerzo adicional”, dice.

A diferencia de lo que indica “Nano”, el actual preparador físico de Aldosivi de Argentina, Sebastián Fabres, asegura que en el caso de los equipos trasandinos no se les impondrá una medida similar. El exPF del técnico Angel Guillermo Hoyos en Universidad de Chile dice que la mayoría de sus colegas en la Superliga confían en las pautas enviadas a sus futbolistas, y que el cuidado de la salud mental es lo más importante durante la cuarentena. 

“Seguramente muchos jugadores vuelvan con sobrepeso, pero nuestra idea es no exigir y que sólo se enfoquen en llevar una dieta saludable, porque no tienen los espacios, está todo cerrado. Hay que ver cómo pasará el tiempo, pero si existirá un aumento de peso”, asegura Fabres. 

“Ahora, la palabra no es ‘aguantar’ el sobrepeso, pero hay que entender que es algo inusual. Hay que entregarles la mayor cantidad información, enviar charlas de otros especialistas para que vean cómo se manejan en el tema del peso y con muchas rutinas más allá de bicicleta, trabajo de cardio. Además, también para mantener la cabeza ocupada y tener energía para que no se estresen y así no suben su peso”, cierra el expreparador físico de la “U”. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo