Las ganas de volver pueden ser contraproducentes

Tanto en Chile como en el mundo se avizora el retorno de las competencias, pero puede ser peligroso. Un especialista argentino advierte el riesgo de competir sin, al menos, tres meses de pretemporada.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Pablo Vargas Zec

En apenas una semana, la Bundesliga tendrá su primera fecha pospandemia. Luego de un retorno sistemático de los trabajos, con entrenamientos individuales, primero, y en grupos pequeños, después, el fútbol alemán ya se encuentra listo para salir a la cancha, aún cuando en este periodo de prácticas se han detectado una decena de casos positivos de covid-19 en diferentes actores de los equipos. En Chile, en tanto, el tema aún se mantiene en el ámbito de las especulaciones. Si bien se han dado un par de contagios en Colo Colo y Everton, con un canchero y un jugador, respectivamente, nada de eso altera demasiado el derrotero, que la propia ministra del Deporte, Cecilia Pérez, ha señalado, y que indica que en los primeros días de junio se debería iniciar el proceso de reactivación de la actividad física de alto rendimiento.

La secretaria de Estado cuenta que se ha trabajado mancomunadamente con la Anfp, el Comité Olímpico y Paralímpico, además de sus cuerpos médicos, para llegar a protocolos apropiados para posibilitar el retorno de los atletas a sus actividades. “La idea es que todos los deportes vuelvan en el mismo momento, en conjunto, para así transmitir una sola señal hacia la comunidad”, dice Pérez, quien agrega que todo dependerá, en primera instancia, de la autoridad sanitaria, que es la que debe visar las medidas específicas y permitir, primero, la realización de entrenamientos para luego tener competencias, y que no ocurra desaguisados como los ocurridos en algunos clubes de golf.

Así, tal como Alemania, el fútbol y el deporte chileno empiezan a ver la acción en el horizonte.

Sin embargo, hay miradas disonantes. Jorge Quiroga, preparador físico argentino que trabajó en las exitosas selecciones de básquetbol trasandinas, así como también en clubes de balompié, es critico. Tiene una visión que debe encender algunas alarmas. Pero no en el ámbito directo de preocupación de todo el mundo, como es la propagación del coronavirus entre quienes practican deportes, sino en el empeño que se ha puesto en volver a las competencias.

“Para mí, es una locura total. Científicamente no estoy diciendo nada nuevo, porque el desentrenamiento, estar parado un par de semanas, es una cosa. Pero en la medida que se alarga ese tiempo de para, es muy preocupante cómo se vuelve, porque los tiempos no son iguales para cada biotipo de cada deportista”, arranca explicando “Pacho” Quiroga.

Dos o tres kilos, el máximo sobrepeso tolerable para los futbolistas cuando termine la pandemia

Los preparadores físicos Hernán Torres y Sebastián Fabres explican que se necesitará un mes para acondicionamiento de los jugadores antes de la competencia.

El especialista argentino profundiza en situaciones similares, cuando un deportista vuelve tras un receso prolongado, tras una lesión, por ejemplo: “siempre hemos hecho entrenamientos diferenciados, pero nunca de un plantel entero que no trabajó dos meses, menos de una competencia completa, y menos del mundo entero”, dice sobre la complejidad que representa este asunto.

“Y no va sólo en lo físico, sino también en lo emocional. Hay sinnúmero de factores que no sabemos, con qué nos vamos a enfrentar ni cómo afrontarlo”, reflexiona Quiroga.

Las consecuencias serán las lesiones. Al principio, tirones o cuestiones musculares menores, pero en unos meses se presentarán traumas mayores.

“Mientras se lesionen desconocidos, no habrá mucho ruido, pero cuando se lesionen las estrellas, los jugadores franquicias…”, anticipa el argentino.

Quiroga insiste en que se deberían cancelar todos los torneos, y comenzar de cero, sin apuros. “Se necesitan tres meses, por lo menos, de adaptación para volver al estado en que estaban antes de las suspensiones, para recuperar la resistencia, coordinación flexibilidad, velocidad, fuerza, potencia, técnica, táctica, manejo sicológico y emocional”, detalla.

Quiroga concluye tajante: “se tiene que suspender todo, desde deporte que pueden verse como de menor desgaste o individuales, como la Fórmula Uno, a los colectivos. Competir antes de tres meses es una locura total”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo