Boca en la Copa, un escándalo que contagia la Libertadores

La autorización a jugadores con PCR positivos de los “xeneizes” para entrar a Paraguay genera controversia, sobre todo en el rival que debe enfrentar. En Chile y Europa se ve con preocupación la disparidad de criterios entre los países, y las Eliminatorias siguen en suspenso.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Juan Ignacio Gardella

Todavía ni siquiera se había reiniciado la Copa Libertadores, el lunes, cuando estalló la primera polémica. Boca Juniors, que debe visitar mañana a Libertad, fue autorizado a viajar con jugadores positivos de coronavirus. El equipo paraguayo explotó.

A través de un comunicado, el “Gumarelo” manifestó su “total indignación, repudio y absoluta preocupación por el trato diferenciado y de favor que se le otorga a estas personas en detrimento de la salud de la población paraguaya”. En la misiva, el club advirtió que “tomará las acciones jurídicas pertinentes”.

De forma increíble, el ministro de Salud del país “guaraní” -donde está la sede de la Conmebol-, Julio Mazzoleni, le “prestó ropa” al cuadro “xeneize”. “Tenemos protocolo para todo. Y como les dije, desde el punto de vista de Paraguay, está dentro de lo que consideramos casos recuperados”, indicó el secretario de Estado en conferencia de prensa.

Lo cierto es que nuestro continente vuelve a reflejar que cada uno vela por sus propios intereses. Por eso, cuando se reunió de manera remota la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, con Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, fue enfática en establecer como requisito fundamental que los equipos que vengan a jugar a Chile deben someterse a un PCR local.

Peñarol, que jugó anoche ante Colo Colo en el Monumental, sólo presentó negativos, mientras que Gremio, que enfrentará hoy a Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo, se sometió a los exámenes ayer y sus resultados fueron los mismos. Fiscalizando los testeos han estado la Seremi de Salud Metropolitano, Estadio Seguro y el doctor Fernando Yáñez, quienes informan a la ministra permanentemente y paso a paso la aplicación del protocolo sanitario exigido por las autoridades chilenas para la realización de partidos internacionales en nuestro territorio.

Si sale algún positivo, éste establece que la persona debe dirigirse a una residencia sanitaria y estar en cuarentena durante 14 días. Sea quien sea.

Debido a la disparidad de criterios entre los países de Sudamérica, las alarmas se encienden en Europa. Las copas internacionales han sido consideradas como un ensayo para las Clasificatorias, que oficialmente arrancan en octubre, pero que siguen estando en ascuas por estos días.

Los clubes del “Viejo Continente” ven con preocupación tener que mandar a sus figuras, habiendo escándalos como el de Libertad-Boca en la Libertadores. Así es el fútbol pospandemia al estilo sudamericano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo