Columna de opinión: Oliver Atom y Steve Hyuga

Qué importa si son amigos o no, como dijo el “Bichi” Borghi a este medio. Lo importante es que son chilenos y dentro de una cancha siempre han remado para el mismo lado.

Por Juan Ignacio Gardella

“Hay que aprovechar de ver a estos locos, no les queda tanto”, me escribió el miércoles un amigo, comentándome la paliza que le estaba dando el Inter al Benevento, con Alexis descosiéndola y Arturo adueñándose al tiro del mediocampo, recién llegado a Milán. ¡Y qué razón tiene!

Todos los treintañeros que nacimos en la segunda mitad de los 80 crecimos viendo los “Súper Campeones”, con un par de niños de personalidades opuestas que terminaban sumando fuerzas para llevar a su selección japonesa, sin ningún peso en el fútbol, a lo más alto. Japón, para nosotros, era Chile.

La misma serie vieron de cabros chicos Sánchez y Vidal, contemporáneos de quien escribe y quizá los mejores futbolistas de nuestra historia. Y, como no podía ser de otra forma, se identificaron con Oliver Atom y Steve Hyuga, respectivamente, y con su hambre de ser campeones del mundo.

El primero, el niño bueno, el de “el balón es mi amigo”, un enamorado de la pelota. “Siempre anda hablando como en esos monitos y nos cuenta que le encanta el Oliver Atom, porque hace goles imposibles”, echó al agua el “Rey” a Alexis en el ya lejano 2009.

Oliver Atom

El “King” vendría siendo el antagonista, el temperamental, el recio. “Me representa Steve Hyuga. Ése era más parecido, por su forma de ser. Se veía más agresivo”, contó en la previa del debut en la Copa América del año pasado, justamente ante los japoneses.

Steve Hyuga

Qué importa si son amigos o no, como dijo el “Bichi” Borghi a este medio. Lo importante es que son chilenos y dentro de una cancha siempre han remado para el mismo lado.

Hoy, los que crecimos hablando en el colegio del Niupi y del Franco Canadiense, los podemos disfrutar juntos, en el mismo equipo, todos los fines de semana. Y desde esta semana, los tendremos en el arranque de la ruta a Qatar 2022, el último sueño mundial de ambos.

El sueño de ustedes es el de todos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo